GOIZ ARGI
Artxibo rtf

ACERCA DE TÚNELES Y CAMPANAS

El nº 7 de GOIZ ARGI incluye un trabajo de Joxan Rekondo titulado "ETA en Egunkaria: a las puertas de un túnel negro" en el que denuncia el múltiple engaño producido alrededor de ETA: su naturaleza revolucionaria y alejada de cualquier contenido nacionalista; su estrategia, acorde a tal naturaleza, lejos de nada parecido a construcción (siquiera nacional), su coincidencia con la estrategia del españolismo de Madrid para aniquilar al nacionalismo vasco...

Todo muy claro. Tan claro como en sus trabajos anteriores, y tan claro como en docenas y docenas de artículos, intervenciones políticas, debates... que a lo largo de años y años Rekondo y otros que piensan (pensamos) como él han (hemos) prodigado.

Pero, tan claro... ¡y tan inútil!

No hay más ciego que el que no quiere ver. Si además de querer andar con los ojos vendados cree el ciego voluntario que no necesita bastón ni que nadie al lado le indique dónde tiene los obstáculos, la conclusión es obvia.

A la gente no le gusta leer las ideas que Rekondo vierte en su artículo. Y como no le gustan, ni las lee ni las escucha; se tapa los ojos y los oídos. Si, para colmo, alguna vez tiene la tentación de leernos, resulta que no nos entiende. No nos ha entendido nunca; ni antes, ni ahora. De todo corazón, Joxan: de verdad crees que un no-iniciado te entiende cuando describes a ETA como "...una organización que combina mejor que nadie la vieja praxis revolucionaria que aúna vanguardia política con lucha armada y el más moderno recurso al agitprop..."?. Es más, ¿crees que a alguien le importa todo eso?. Sí, ya sé que le debería importar, pero no le importa, y contra eso poco puede hacer GOIZ ARGI

Entonces, ¿de qué sirve decir lo que decís (decimos)?¿qué aportamos a la sociedad vasca machacando un discurso poco inteligible además de políticamente incorrecto?.

Lo que el ciudadano sabe es que ETA mata… y que ETA debe dejar de matar. O continuando con la pedagógica metáfora del artículo, la campana debe dejar de sonar. Desgraciadamente, al vecino del campanero sólo se le están ofreciendo dos soluciones, o hablamos con el campanero, o lo eliminamos.

La primera es Lizarra, y supone (tal como están hoy las cosas) ceder toda la iniciativa política al MLNV.

La segunda es la vía policial de Aznar y Mayor, y supone ceder toda la iniciativa política al españolismo que, de rebote, fortalecerá las posturas del MLNV.

¿Es que este túnel tiene sólo dos bocas?. ¿Cuál es nuestra alternativa?. La denuncia y el desenmascaramiento no funcionan (nunca nos ha funcionado). El ciudadano pide soluciones. Y a mí no me gusta ninguna de las dos que tenemos hoy encima de la mesa.

Si no tenemos alternativa, trabajemos en ella. Si la tenemos, nuestra obligación es venderla. Dediquemos nuestro esfuerzo en la dirección correcta. Por muchos cabezazos que le demos a la pared, mucho me temo que acabaremos con la cabeza partida, ante el ridículo de todos. Y para colmo, la pared seguirá donde estaba

Donostia, 2 de agosto de 2000

Joseba Etxarte