GOIZ ARGI

(Número 6. Zenbakia - Maiatza 2000 Mayo)

Artxibo doc

LOS PAPELES DE ETA Y LAS ACLARACIONES DEL PNV

Introducción:

El diario GARA ha publicado entre el 29 de abril y 2 de mayo de 2000 cuatro entregas de comentarios sobre documentación de ETA concerniente a supuestos acuerdos, negociaciones o diálogos habidos entre ETA, PNV y EA en los veranos de 1998 y 1999, asi como las conversaciones entre ETA y los representantes del presidente Aznar celebrados en mayo del 1999, al parecer en Zurich. Posteriormente el PNV, en la persona de Xabier Arzalluz hace la aclaración correspondiente en multitudinaria rueda de prensa, publicado en DEIA del 4 de mayo de 2000.

Conviene estudiarlos y sacar algunas conclusiones derivadas de la lectura de los mismos.

La interpretación de los documentos firmados y no firmados por todos los actuantes -que los hay de los dos- entre PNV, EA y ETA puede hacerse, como cualquier lectura de documento político, de dos modos: con visión estrecha y partidista o con visión amplia y generosa que aporte confianza a todos quienes participamos de los valores e ideales democráticos, seamos abertzales o no.

Temas de análisis:

1.- Tutelaje:

Ante los reproches del PNV sobre el tutelaje que, a su juicio, quiere imponer ETA al proceso, esta organización afirma que "no tiene intención de realizar ninguna tarea de 'vigilancia' ".

ETA es conciso en su afirmación en cuanto que no va a hacer el papel de vigilante, 'voyeur' o espectador. Muestra, por tanto, voluntad de ser sujeto activo y actor del proceso político.

2.- ¿ Pacto?:

Es el nudo gordiano de esta polémica. Como sujeto activo que es ETA imparte consignas a sus seguidores: "El tercer campo de trabajo corresponde a 'una solución dialogada al conflicto', para lo que el principal instrumento, a juicio de ETA, sigue estando en el Acuerdo de Lizarra-Garazi, 'siempre alejándose de la lectura de pacto entre abertzales' ..." (GARA).

Asi, pues, tenemos claro que el Acuerdo de Lizarra-Garazi no responde objetivamente a la idea de PACTO. No es pacto porque uno de los 'acordantes', ETA, que aunque no lo firmó lo apoya con todas sus fuerzas, rechaza esa lectura.

No es azar ni casualidad sino voluntad de hacerlo así, el que tanto el 'acuerdo' y su secretismo, como el ALG y la tregua, coincidan prácticamente en el tiempo. Además, en el caso del secretismo de los desacuerdos 'acordados' no ha sido explicada a su tiempo ni entendida por el pueblo en general. El secreto beneficia a quien hace de la clandestinidad ley. ¿Por qué confluyen en el tiempo todas esas actuaciones?

Porque todo ello en conjunto, y cada una de sus partes, conforman lo que ETA y el MLNV llaman "INICIATIVA" o "INICIATIVA de la izquierda abertzale".

Como es iniciativa de una de las partes, no debe entenderse que el ALG, la tregua de ETA, o Udalbiltza sean consecuencia de un acuerdo o pacto con nadie; responden simplemente a la INICIATIVA del MLNV, que además de ETA y EH lo integran también a quienes se les ha llamado 'su cuerpo diplomático' o ELKARRI, además de otras fuerzas sociales, y personalidades del MLNV que pupulan como agentes suyos introducidos en otros partidos y agrupaciones socioculturales. Es justo reconocer que han sabido eficientemente atraer hacia esa Iniciativa fuerzas democráticas que no comparten ni sus objetivos ni sus métodos, y sin embargo participan en algunos de los componentes que la conforman.

De aquí que desde esta modesta aportación, creemos que nadie debiera tener mala conciencia respecto de supuestas obligaciones contraídas hacia EH o el MLNV, porque no existen tales obligaciones al no nacer de ningun PACTO, por lo tanto, no hay ninguna 'palabra que se haya dado a nadie' ni por parte del PNV, ni de EA. Sin embargo se han visto obligados, en nuestra opinión, a participar en la Iniciativa fundamentalmente por motivaciones subjetivas y también motivados por algunos prejuicios del pasado que hablaremos.

3.- Tregua trampa

Para ETA el cuerpo del 'acuerdo' del verano del 1998 es:

"ETA recuerda -dice GARA- que el cuerpo de la inicitiva de setiembre de 1998 tenía tres aspectos: compromiso con la construcción nacional de todos los firmantes, ruptura de los pactos con las fuerzas españolas y cese de las acciones armadas de ETA", con la posterior noticia de que tal cese estaba condicionado a cuatro meses de tregua, prorrogables.

Sobre esta débil base, PNV y EA, anuncian a la sociedad vasca que el 'acuerdo' lo entienden "como un paso hacia el final de la lucha armada" y hacia la normalización social y política del país, que están preparando una pista de aterrizaje para ETA y HB para que comience así el inicio de un proceso de pacificación e insistiendo que ETA no ha matado durante X meses, etc. Exigiendo, por otro lado, a otras fuerzas democráticas participar en lo que ellos han denominado 'proceso de pacificación', sin que hubieran tomado parte debido al secretismo en la confección de sus bases. Todo este esfuerzo 'pacificador' (lo escribimos entre comillas porque objetivamente responde a un voluntarismo subjetivo de 'querer la paz a toda costa' que bulle en algunos dirigentes democráticos), no merece mas calificativo para ETA que "socializar falsedades" y que en realidad "estamos en un proceso de construcción de Euskal Herria y no de 'un proceso de paz' ".

Por el contrario, como respuesta a su Iniciativa, "Euskadi eta Askatuna entiende que el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja sí efectuó una lectura correcta de la misma al acuñar el concepto de 'tregua-trampa' " porque " por supuesto -indica ETA- era un instrumento dirigido contra los gobiernos francés y español .... y una trampa para la estrategia de sumisión a España que habían desarrollado hasta entonces PNV y EA"

Es decir que tomando en consideración la Iniciativa del MLNV en su conjunto y en sus partes llegamos a la conclusión de que:

- "La creación de una institución única y soberana que acoja en su seno a Araba, Bizkaia, Gipuzkoa,Lapurdi, Nafarroa y Zuberoa" es un INSTRUMENTO de combate dirigido contra el Estado español y francés y, como parte del mismo combate, "contra la estrategia de sumisión del PNV y EA"

- "La Construcción de Euskal Herria" no es un fin en sí mismo sino un INSTRUMENTO de combate contra los estados aludidos y "contra la estrategia de sumisión del PNV y EA"

- "El compromiso de abandonar todos los acuerdos con el PP y PSOE" es también un INSTRUMENTO para combatir lo mismo, incluida "la estrategia de sumisión del PNV y EA"

- "El alto el fuego indefinido" es también, como no puede ser de otra forma, un INSTRUMENTO de combate dirigido contra España y Francia y "contra la estrategia de sumisión del PNV y EA"

- El secretismo del 'acuerdo', como parte de la Iniciativa, es también más de lo mismo: INSTRUMENTO de combate contra los Estados español y francés y "contra la estrategia de sumisión del PNV y EA"

- El Acuerdo de Lizarra-Garazi, como parte de la Iniciativa, es otro INSTRUMENTO de combate dirigido contra los estados mencionados y "contra la estrategia de sumisión del PNV y EA"

Como conclusión de este apartado, no hay en los distintos grupos dirigentes del MLNV, donde ETA es parte capital, ninguna voluntad de paz si como paz se entiende 'ausencia de lucha' en cualquiera de sus formas. Sólo existe voluntad de hacer acopio de diferentes instrumentos como método para acumular fuerzas y luchar a favor de sus propios objetivos: destruir los actuales Estados, poco democráticos según ellos, español y francés, asi como combatir "contra la estrategia de sumisión del PNV y EA". En definitiva, INSTRUMENTALIZAN todo lo vasco globalizando nuestros propios conflictos al servicio de una estrategia revolucionaria, que correctamente se le puede denominar españolismo revolucionario.

Por eso es ridículo y disparatado presentar el ALG como 'un método para la resolución pacífica y democrática del conflicto' como insiste Arnaldo Otegi o presentarla como la continuación 'plan Ardanza' de marzo del 98 que dicen los representantes del PNV.

4.- ETA no firma las contrapropuestas del PNV y EA.

Y no las firma porque no hay en su mente intención de pactar o acordar con nadie la "Iniciativa del MLNV". Ella va a lo suyo, no necesita de nadie que no sea del MLNV para presentar su Iniciativa. Solo se interesa en buscar trucos para sumar fuerzas a favor de su Iniciativa, sin ningún interés por su parte en sumarse a estrategias de otros. "No aceptamos las especificaciones que nos dirigis los dos partidos" dice ETA en los documentos que presenta Xabier Arzalluz.

5.- Diferentes idiomas.

En su interlocución con los representantes del Presidente Aznar, ETA afirma que "hablamos distintos idiomas". Es decir que, el idioma que habla el Estado español y, por añadidura el que hablan PNV y EA por aquello de la 'estrategia de sumisión', es diferente del idioma que hablan ETA y el MLNV. Aunque utilicen, según el caso, el castellano o el euskera, los idiomas políticos de cada parte son diferentes. A ETA no le interesa aclarar en qué consisten esas diferencias. Es uno de sus trucos.

Por otra parte, en esa interlocución, se menciona cómo los representantes de Aznar se dirigen a la organización apelándola como 'organización socialista revolucionaria' pero de un modo meramente incidental y casual. Esta incidentalidad y casualidad nos muestra la gran falla ideológica que rige en el equipo del Presidente Aznar: no saben cómo tratar a ETA y al MLNV si como 'organizaciones socialistas revolucionarias' o como 'organizaciones nacionalistas' (nacionalistas radicales, separatistas, etc. como afirman con pertinaz insistencia en sus instrumentos mediáticos).

Pero ETA, en concreto, se ha definido desde hace décadas como NAZIO ASKAPERERAKO EUSKAL ERAKUNDE SOZIALISTA IRAULTZAILEA, o sea, ORGANIZACIÓN SOCIALISTA REVOLUCIONARIA VASCA DE LIBERACION NACIONAL.

Y es que para quienes participan de la visión de clase de la humanidad, quienes se hacen partícipes de la visión del proletariado, tienen acaso mismos términos de lenguaje pero con contenidos semánticos, políticos y éticos distintos respecto de los que participan de una visión, idioma y éticas 'burguesa'. Y ambas concepciones son contrarias por lo que no deben buscarse reconciliaciones de marcado voluntarismo subjetivo. No llevan a ningún lado. Para jugar al mus, no hay que pretender cambiar las reglas del juego sino jugar mejor que ellos. Y es que en el mus se juega con idiomas diferentes. Si se quiere ganar hay que empezar por estudiar el idioma del contrario, y no seguir justificando su ignorancia con diversas excusas de no se sabe que 'búsquedas de paz' y reconciliaciones inoperantes. En el fondo, la paz es lucha y no relajo.

6.- Aclaraciones del PNV: una de cal y otra de arena

En su descargo de las negociaciones o diálogo con ETA, el PNV aporta granos de arena. Y son éstos:

- Es un error presentar la polémica como quién ha roto el acuerdo si el PNV y EA o ETA. Aclararla no conduce a ningun lado. Además no ha habido ningún acuerdo o pacto, ya que una de las partes, ETA, no ha tenido nunca intención de pactar, aunque conversar con PNV y EA era uno de los componentes de "su Iniciativa". El ministro Mayor Oreja y el propio Presidente Aznar cometen el mismo yerro, pero su responsabilidad política es, quizás, mayor por la intensidad con que sus fuerzas mediáticas han transmitido la idea del pacto.

- Por lo mismo, no es correcto presentar en su descargo como "acuerdo básico" (así indica DEIA) el documento sellado con ETA de agosto de 1998, porque en realidad no ha habido ni acuerdo básico ni nada, sólo eficiencia en los trucos de ETA y del MLNV.

- Es peligroso "tender puentes con ETA para sondear la posibilidad de una paz definitiva" con sólo la concepción de paz de una de las partes. Hay que entender y explicar al pueblo lo que 'en el idioma del MLNV' significa el término paz, pues entienden por violencia sólo "la que utilizan los estados que pisotean a nuestro pueblo", que, por otra parte habrá que entender lo que el término 'pueblo' significa en el 'idioma del MLNV'. Por ejemplo, ¿el PP, el PSOE , la agrupación Batzarre o el PNV son pueblo para el MLNV? ¿Y el porqué de cada respuesta?

- "Este es el cierre de un período" afirma tajante el presidente del EBB, sin determinar a qué se refiere, mientras insiste en dar fuerza a otros componentes de la Iniciativa que están dirigidas a la destrucción del PNV y su estrategia democrática.

- "Es necesario que EH exhiba una personalidad propia y autónoma para reconocer el camino que hemos emprendido". EH ha jugado su papel para impulsar la Iniciativa del MLNV; no se debe entender esa 'autonomía' que se le solicita como que EH deba ir contra la propia Iniciativa y sus objetivos arriba planteados. Porque no lo va a hacer.

Pero el PNV aporta también granos de cal que cohesionan la sociedad democrática:

- El PNV no se plegó a dejar fuera a otras fuerzas políticas que pueden hacer sus aportaciones a la construcción del país. ETA ha rechazado la propuesta de "si la participación de otras fuerzas resulta necesaria para poder conseguir la gobernabilidad y la estabilidad de las instituciones de cada ámbito, desde el punto de vista de la Nación Vasca, intentaremos encontrar las fórmulas de gobierno más adecuadas".

- ETA ha rechazado la propuesta de que "el alto el fuego indefinido supone el respeto a los derechos humanos de todas las personas".

- Se denuncia 'el franquismo con votos'. Y establece el paralelismo de que si EH no condena los atentados de ETA, tampoco el PP ha condenado la sinrazón franquista, ni el PSOE las atrocidades del general Galindo y del GAL planteando a la sociedad el dilema de tener que dialogar o conversar con todos ellos.

Pero franquistas y concepciones franquistas siguen existiendo en la actualidad. Esto no es retórica ni invención de Xabier Arzalluz. Lo dice también el socialista Jesus Eguiguren en reciente entrevista a finales de abril del Diario Vasco: "Los socialistas no nos sentimos responsables de todo lo que pasó mientras gobernábamos. Había unos aparatos policiales heredados del franquismo que actuaron fuera de la ley. En los primeros años de gobierno socialista esta inercia siguió produciéndose, como ocurrió en tiempos de UCD. Todo eso acabó en la época socialista". Su optimismo final se debe, a que aquellas acciones no dieron el fruto deseado. Pero 'aparatos heredados' aparte, el franquismo y su propaganda dejó sellado que 'ETA es nacionalista y separatista'. De esta visión franquista ha participado y participa oficialmente el PSOE. También el PP, con 'aparatos heredados' incluidos. Y en el EBB del PNV parece que esta visón sigue existiendo aun entre quienes incluso combatieron con sacrificio y fiereza el franquismo.

Desalojar, por inútiles, las concepciones franquistas, será una labor ardua para todos. Porque, entre otras cosas, atendiendo a los 'idiomas diferentes' de la arena política "La construcción de Euskal Herria", no es hoy como desde ámbitos intelectuales comunistas e individualidades del MLNV confunden diciendo que se trata de construir con 'visión sabiniana', cuando en realidad de lo que se trata de destruir el actual Estado democrático español (y a sus 'sumisos') diciendo que se va a la independencia y a la soberanía nacional de Euskal Herria. Estos términos de 'independencia', 'soberanías' y 'soberanismos' lejos de entenderse al modo franquista, debe entenderse desde la óptica da clase que entiende ETA: independencia hace referencia a la no dependencia del 'proletariado' respecto de la 'burguesía', o sea, significa revolución, idéntico a soberanía, soberanía del proletariado, que significa "Dictadura democrática del proletariado", la otra democracia de ETA. Lo mismo que 'derecho de autoderterminación' que mientras para unos es un derecho natural innegable y evidente, para otros no es mas que instrumento de agitación y movilización de masas para cumplir su objetivo revolucionario.

Por lo tanto, insisto, en vez de esforzarnos en cambiar las reglas del mus, posicionándonos en 'lugares del otro', persuadiendo y convenciendo a quien no lo quiere, debemos esforzarnos en estudiar los diferentes idiomas y significados de los términos empleados en el juego político e intelectual, para jugar mejor que ellos y ganarles.

CONCLUSIÓN:

La situación actual es la siguiente:

Desde el Gobierno de Madrid y sus representantes en Euskadi insisten que "El PNV y EA han pactado con ETA".

El Lehendakari Ibarretxe dice que "hay una especie de interés que une a los dos polos ETA y PP" de modo que " a ETA está interesándole decir que existe una posición de incumplimiento por parte del PNV, y al mismo tiempo parece que busca un aliado natural en el PP que dice: ' ven ustedes, había un acuerdo' "

Esta situación política la ha creado la Iniciativa y claro, es una situación embarazosa, no sólo para algunos de los que están en ella sino también para los que están fuera de la misma, porque, justamente ha sido diseñada para ello. El nacionalismo vasco (excluyo de tal calificación al MLNV por ser 'socialista revolucionario") no está en el mejor de sus momentos, pero la situación tampoco es buena para el Gobierno de Madrid. Radicalizar la situación apuntada implica una resta para las fuerzas democráticas y una suma para las fuerzas revolucionarias, lo que da como resultante una doble diferencia en cuanto a las fuerzas en combate, lo que evidentemente no beneficia a Madrid.

La verdad es que la primacía de las concepciones franquistas inherentes en el campo democrático durante la transición y en la etapa socialista -que afortunadamente no alcanza a todas las familias políticas de esos partidos- ha sido quien ha puesto las condiciones para que esta situación actual pueda darse. Pero hay algunas actuaciones, necesarias todas ellas, para volcar la situación a favor de la democracia:

- A corto plazo: culminar cuanto antes el Estatuto de Gernika en todas sus facetas. Las palabras huecas no sirven. Para culminar el Estatuto es insustituíble combatir las inútiles concepciones franquistas que son las causantes del descrédito de la democracia en algunos sectores. Ello nos debe de librar de un gran error del pasado: pensar que con un buen Estatuto -el de Gernika lo es- 'el conflicto vasco' está solucionado, porque en Euskadi no hay un conflicto sino dos; con el Estatuto de Gernika redimiríamos un proceso de aniquilación de lo vasco que deriva de la aniquilación foral del s. XIX. Su culminación daría credibilidad y ventajas políticas a todos quienes en ella trabajaren, sin exclusión. El MLNV dice que el 'sistema actual se mantiene con el Estatuto de Gernika y la represión'. Nosotros debemos fortalecer lo que las consultas populares han aprobado, y no combatirlo.

Pero quedaría el otro conflicto, el que el marxismo leninismo plantea a nivel estatal con el MLNV a la vanguardia. Para ello se precisa de la segunda actuación que no necesariamente diferida en el tiempo.

- A corto, medio y largo plazo: la exigencia permanente del estudio del idioma del MLNV que no es otro que el materialismo dialéctico. Si alguien 'miente' y 'engaña' a conciencia no es el PNV ni EA sino las concepciones franquistas, ETA y el MLNV. El primero porque nos mete a los que participamos en los valores democráticos en el callejón de la desunión, y los segundos porque usan trucos que, por lo visto, son eficaces también para engañar al Gobierno de Madrid cuya actuación sirve para facilitar el trabajo revolucionario, porque para destruir el Estado español el engaño es componente esencial. Y hay que saber desmontar trucos del enemigo al modo de los relojeros de antaño que desmontaban sus relojes con los ojos cerrados.

Su estudio debe servir no para la erudición sino para elaborar programas democráticos que sirvan para que la democracia avance y no retroceda. En la medida que unos avanzan, otros retrocederán. Y los vascos queremos colaborar con todas las fuerzas democráticas amantes de la libertad y de la solidaridad. Sin imposiciones.

Colectivo "Asier Etxegoien"