Artxibo rtf
(27 - 2003ko Martxoa)

CRONOLOGÍA DE UN ACUERDO A LA LUZ DE LA PRENSA

Introducción

Medianoche del 29 de Enero de 2003. Por fin EA y PNV alcanzan un acuerdo para formar una coalición electoral que encare las elecciones municipales y a Juntas Generales a celebrar este próximo Mayo. Ha sido un largo proceso, demasiado largo. Los votantes nacionalistas han respirado hondo, pero sin la alegría que producen las cosas bien hechas. En el camino se han detectado demasiadas contradicciones y se han puesto en duda demasiados comportamientos. No nos han permitido ser ingenuos, felices e idealistas. Dos veces se han quebrado las esperanzas: el 11 de Diciembre y el 22 de Enero. Y las rupturas han sido dos mazazos a nuestras esperanzas, introduciendo elementos de crítica que, a la larga, debilitan nuestra confianza en la "buena fe" de algunos de nuestros representantes. Aunque, como dice el refrán: "bien está lo que bien acaba".

En un esfuerzo recopilador, intento ofrecerles una historia de la evolución (según la prensa) de los contactos, movimientos, enfados, acercamientos y distancias entre los dos partidos nacionalistas, entre miembros del mismo partido, … desde comienzos del año 2002. Espero que el número de artículos seleccionados (107) así como la pluralidad de los medios escogidos (8) refleje lo más fielmente posible "casi todo" lo que se ha escrito al respecto. Los periódicos han sido los siguientes, junto con el número de artículos que cada uno aporta, y su porcentaje sobre las totalidad:

1.- El Diario Vasco 30 artículos 27,8%

2.- Deia 24 " 22,2%

3.- El Correo Español 21 " 19,4%

4.- Gara 13 " 12,0%

5.- El País 12 " 11,1%

6.- Diario de Noticias 03 " 02,8%

7.- El Mundo 03 " 02,8%

8.- La Razón 03 " 00,9%

Es evidente que un dossier de este tipo puede alcanzar un volumen considerable, por ello, y con el objetivo de facilitar su lectura mediante una dimensión adecuada y un recorrido dinámico he considerado conveniente "refundir" los artículos completos para buscar la esencia de los mismos. Ni qué decir tiene que las palabras en negrita las he puesto yo, intentando conducir al lector por el núcleo de la esencia. Pero, señores, si alguien tiene la voluntad y la paciencia de leerse "todo" el material incluido en este dossier, ahí tiene la fecha de publicación y el periódico de origen. Y para finalizar esta pequeña presentación, no me resisto a valorar (después de esta relación casi indicial) el proceso y sus agentes.

- Febrero 2002: El PNV comienza a apostar por una coalición de ámbito global, mientras que EA se decanta por una participación en solitario, complementada por coaliciones puntuales en algunos sitios "sensibles" y una posible coalición post-electoral. Cargos públicos de EA de Guipúzcoa hacen saber a la dirección nacional de su Partido su apuesta, lo más rápida posible, por una alianza con el PNV de cara a las elecciones de Mayo de 2003.

- Marzo 2002: Garaikoetxea recuerda lo mal que salió la experiencia de ir junto al PNV en unas elecciones municipales. Nuestro compañero goizargiano Joxan Rekondo dice que no entiende a los que quieren dar por finiquitado el pacto, más aún cuando existe un programa común de trabajo que vence no antes del año 2005.

- Abril 2002: Los partidarios de ir en solitario a las elecciones, con la dirección nacional de EA a la cabeza, consideran que no se dan las circunstancias extraordinarias que empujarían a su Partido a ir en coalición. Por su parte, EA de Donostia pide por mayoría a la Ejecutiva Nacional que agilice la negociación para afrontar con el PNV las próximas elecciones. Idoia Zenarruzabeitia aboga por reeditar la coalición.

- Mayo 2002: Iñaki Galdos ve la necesidad de articular un eje fuerte con carácter estratégico … necesario para el país y bueno para EA. Iñaki Anasagasti dice por EA que si les dejan solos, les harán una avería, pero que ellos desaparecerán. Rafa Larreina insiste en que su formación sólo concurrirá con los jeltzales si se producen circunstancias extraordinarias. Ibarretxe insiste en la necesidad de reeditar el pacto. Arzalluz se muestra partidario de repetir la coalición con EA.

- Julio 2002: El PNV remite a EA dos comunicaciones por escrito proponiendo el inicio de una negociación, pero EA no responde. Joseba Azkarraga defiende que EA se presente en solitario.

- Septiembre 2002: El PNV presenta a Roman Sudupe como candidato a la Alcaldía de San Sebastian. Fuentes de la Ejecutiva Nacional de EA expresan su profundo malestar. Los guipuzcoanos de EA consideran desleal la actitud del PNV pero reprochan también a su Ejecutiva Nacional el estar prorrogando innecesariamente la adopción de una decisión.

- Octubre 2002: La Asamblea Nacional de EA quiere restringir una coalición con el PNV, si sale adelante, sólo a municipios en los que se necesiten votos conjuntos para ganar alcaldías. Ibarretxe y Egibar defienden las bondades de ir en coalición con EA.

- Noviembre 2002: Después de cuatro reuniones la negociación entre el PNV y EA se encuentra estancada. La dirección nacional de EA espera una respuesta del PNV sobre cuales son las elecciones que se toman como referencia para elaborar las candidaturas. El EBB del PNV lanza un ultimátum por carta a la Ejecutiva Nacional de EA. Begoña Errazti insiste en que es inaceptable el planteamiento del PNV de que la coalición sea global. Egibar recuerda que la coalición es una pieza básica de la política vasca.

- Diciembre 2002: Begoña Errazti se alegra de que la Asamblea Nacional de EA respalde con el 93% de los votos la estrategia de sus dirigentes de negarse a una coalición global, apostando por acuerdos puntuales. Iñigo Urkullu expresa su confianza en reeditar la coalición con EA. Joxe Juan Gonzalez de Txabarri será el candidato del PNV a diputado general de Gipuzkoa. Iñaki Galdos dice estar convencido de que la inmensa mayoría de los votantes nacionalistas exige un acuerdo. Josune Ariztondo afirma que la pelota está en el tejado de EA. Garaikoetxea expresa su confianza en que en la recta final de la negociación exista un gramo de flexibilidad en el PNV, y manifiesta que la ciudadanía debe saber que el PNV apela a la ilusión y a la unidad mientras aborda las negociaciones con un tono de interés partidista. Se rompen las negociaciones entre el PNV y EA. La Asamblea Regional de EA se plantea pedir un último esfuerzo para pactar una coalición con el PNV. Rafa Larreina dice que no se ha logrado llegar a un acuerdo porque su formación iba a perder el 90% de su representación en alcaldías y el 30% de sus concejales. José Antonio Rubalcaba asegura que la propuesta de coalición de su partido no quita alcaldías a EA. Begoña Errazti indica que no es conveniente dar más vueltas a la posibilidad de formar coalición. Iñaki Galdos dice que es obligatorio hacer otro intento. Egibar pide a EA que haga un sobreesfuerzo para retomar las negociaciones. Josune Ariztondo demanda no marear más la perdiz. La Asamblea Regional de EA de Gipuzkoa vuelve a pedir un esfuerzo final. Iñaki Galdos apunta a que ir en solitario no beneficia ni a EA, ni al PNV, ni a Euskal Herria. Arzalluz manifiesta que muchos nacionalistas no entienden el porqué del desacuerdo final. Begoña Lasagabaster comunica que EA mantiene la puerta abierta para proseguir los encuentros. Rafa Larreina manifiesta su alegría por el hecho de que los representantes territoriales del PNV hayan convencido al EBB de la necesidad de retomar las negociaciones.

- Enero 2003: Errazti asegura que EA no se ha movido de la mesa de negociación. Ibarretxe logra descongelar el acuerdo. Rubalcaba y Larreina reiteran la disposición de sus respectivos partidos para avanzar en la negociación. Iñigo Urkullu dice que espera que su partido llegue en breve a un acuerdo con EA. Ambos partidos estudian una fórmula intermedia entre resultados de 2000 y 1999. El PNV da un plazo de 48 horas a EA para que dé a conocer si está o no de acuerdo con el marco de negociación que los jeltzales han puesto sobre la mesa. Joseba Azkarraga se queja de que mientras su partido está poniendo todo el énfasis en el acuerdo, el PNV se está moviendo poquísimo. La dirección del PNV anuncia unilateralmente que da por rotas sus negociaciones con EA, y dice que no ha recibido ninguna respuesta positiva por parte de EA. Por su parte, la dirección nacional de EA considera incomprensible la actitud del PNV. Xabier Caño manifiesta que EA era partidaria de la coalición y lo sigue siendo. Ibarretxe muestra su incredulidad por la ruptura de la negociación. Sabin Intxaurraga apuesta porque una personalidad con cierta autoridad moral redacte un documento básico para intentar lograr una coalición entre el PNV y EA. Rafa Larreina apuesta por un tercer intento. Begoña Errazti intenta sin éxito ponerse en contacto con Xabier Arzalluz. Joseba Azkarraga pide un aparte con Ibarretxe para repasar con él el estado de las conversaciones. Iñigo Urkullu no descarta la celebración de una tercera ronda de contactos. Joseba Azkarraga vuelve a reiterar la disposición de su partido para intentar alcanzar una coalición electoral. Las gestiones de Ibarretxe y Azkarraga desbloquean las negociaciones. Una llamada telefónica de Rafa Larreina a Josune Ariztondo resulta ser la llave que posibilita la reanudación de las conversaciones. PNV y EA llegan a medianoche del 20 de Enero a un ACUERDO de Coalición.

Febrero 2003: Garaikoetxea manifiesta que es falso que haya estado contra la coalición, y que si ésta no hubiera salido adelante hubiera existido un riesgo objetivo de liquidación del proyecto soberanista, y es en ese sentido en el que hay que entender la aceptación por parte de EA, en la evitación de ese riesgo. Arzalluz dice que está satisfecho con el acuerdo, aunque estas cosas no sean siempre plato de gusto, pues una coalición es muy liosa y muy liante, pero había que hacerla, porque nuestra gente lo pedía. Las Asamblea Nacionales del PNV y EA refrendan definitivamente el acuerdo para concurrir en coalición a las próximas elecciones municipales y forales.

Este índice del dossier no contempla las opiniones que he escogido de algunos líderes políticos de la competencia, por cierto, muy jugosas, ni de algunos otros del mundo nacionalista, igualmente interesantes, por lo que les sugiero que hagan un esfuerzo y se lean el dossier entero y vean qué pasó con Aralar o con el PSE. Merece la pena que se hagan su propia composición del evento.

¿Y yo qué? ¿Qué puedo decir? Que es increíble ver lo que hace el transcurso del tiempo. Un partido que comienza reculando se convierte al final en el máximo defensor del objeto de su persistente rechazo. Otro partido que promueve durante meses un acuerdo por el bien del país termina reculando en las últimas vueltas de la carrera, como si le hubiera entrado un angustioso miedo escénico, amenazando, evitando el diálogo entre sus dos máximas figuras. Raro, ¿verdad?. Y qué decir de un partido que no integra en su comisión negociadora a ningún representante de su ala guipuzcoana, orillando a toda una ejecutiva regional, a toda una sensibilidad, por cierto la única (junto con Ibarretxe y Zenarruzabeitia) que ha jugado en todo tiempo y lugar a las duras y a las maduras.

Porque ¿a que se notan las fobias de unos y otros?. ¿Juntarnos con esos presuntuosos del PNV? Para eso mejor lo hacemos con los disconformes de la izquierda abertzale y cuando caigan los batusis (que para eso están en sus horas bajas) no van a tener más referencia civilizada que la nuestra, y nos inundarán de votos, seguro, que sí hombre, que yo tengo un amigo que me lo ha dicho … ¿Oye Joxe, no te parece a tí que si esta vez dejamos que se presenten solos esos traidores de EA, se van a pegar la gran leche, y secula seculorum, de ahí en adelante todos los votos para nosotros? Por cierto, y cambiando de tercio, sobre la circunstancia extraordinaria que exigía uno de los partidos, mejor no hablar ¿no les parece?

Y es que, como he apuntado antes, la Lehendakaritza y EA-Gipuzkoa han demostrado que son de fiar, que saben dónde están y adónde quieren llegar, que son consecuentes con la estrategia marcada, que pasan de tacticismos y que priman el interés general sobre el particular. Un sonoro y prolongado aplauso para ellos, y que en las próximas elecciones "la fuerza nos acompañe".

 

Manu Manzisidor

Dossier: CRONOLOGÍA DE UN ACUERDO A LA LUZ DE LA PRENSA

 

FEBRERO - 2002

Día 11:

 

 

 

- El secretario de Organización de EA, Rafa Larreina, está trabajando para presentarse en solitario, sin el PNV, a las elecciones municipales y forales que se celebrarán el próximo año. La posición de Eusko Alkartasuna estaría condicionada porque «no pase nada extraordinario» para cuando se desarrollen los comicios de 2003. (…) En las últimas elecciones municipales y forales, celebrados en junio de 1999, Eusko Alkartasuna concurrió en coalición con PNV en las principales localidades y en las Juntas Generales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. También en las pasadas autonómicas del 13 de mayo concurrieron juntos. (…) Por su parte, el PNV mantiene la previsión de concurrir a las próximas elecciones municipales en coalición con EA. Según afirman desde el Euzkadi Buru Batzar, todavía no se ha entrado a analizar esta cuestión en profundidad, pero apuntaron que su intención era la de presentarse en coalición con Eusko Alkartasuna. [DEIA]

 

Día 12:

 

 

 

- Fuentes de la Ejecutiva Nacional de EA aseguraron ayer que la mayor parte de su militancia apuesta por concurrir en solitario a las próximas elecciones locales, a celebrar en mayo del 2003. Larreina recordó ayer que EA rechazó en su último congreso, en noviembre del 99, un acuerdo estable con los jeltzales. En esta misma línea, fuentes de la dirección de EA aseguraron que «la gran mayoría de los afiliados diría que no a ir en coalición» con el PNV, aunque tampoco ocultaron que un sector del partido, «los de siempre, dirán que sí; ellos siempre dirán que sí, digas lo que digas». La disparidad de criterios de ambas corrientes ya quedó patente en el congreso de 1999, que encumbró a Errazti a la presidencia frente a quienes defendían mayores lazos de unión con el PNV. Estos son mayoría en Gipuzkoa, pero «menos de lo que se piensa». «Son gente muy identificada y no tan homogénea». [GARA]

 

Día 26:

 

 

 

 

- Cargos públicos de Eusko Alkartasuna de Guipúzcoa trasladarán a la dirección del partido su apuesta por articular «cuanto antes» una alianza con el PNV de cara a las elecciones forales y municipales de 2003. La petición fue una de las demandas mayoritarias en una reunión de organizaciones locales y cargos públicos celebrada el viernes en San Sebastián, a la que acudió el secretario general, Gorka Knörr. (…) En la reunión participaron un centenar de militantes de EA. Se contabilizaron un total de 26 intervenciones: la mayoría fueron favorables al acuerdo preelectoral con el PNV, con algunas excepciones, que expresaron su escepticismo por la experiencia fallida de 1999. Entre estos últimos figuran los concejales de San Sebastián Enrique Arana y Ricardo Burutaran. Entre los más destacados defensores del pacto figuran la alcaldesa de Zarautz, Maite Etxaniz, y el alcalde de Legazpia, Juan Ramón Larrañaga. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

MARZO - 2002

 

Día 07:

- A catorce meses vista, las elecciones locales y forales del próximo año tienen difícil contar con una nueva entrega de la coalición PNV-EA. Aunque aún es pronto para ajustar una fotografía definitiva, algunas posiciones empiezan a ser significativas en este sentido, como la del propio Carlos Garaikotxea. El ex presidente de EA, con cuidado de «no faltar al respeto a los órganos nacionales», se inclina más por concurrir por separado, aunque, eso sí, con posibilidad de acuerdos posteriores en equipos de gobierno. (…) Es en EA donde han empezado a surgir los primeros movimientos, apelando precisamente a la necesidad de vacunarse contra «la precipitación» que enmarcó la iniciativa de 1999. Alrededor de cien cargos se han manifestado a favor de esta reedición de este acuerdo. Frente a esta opinión, y en declaraciones a este periódico, Carlos Garaikoetxea aporta su propio chequeo: «No digo que pueda haber lugares concretos en los que pueda resultar crucial el logro o no de una alcaldía, pero quiero recordar que la experiencia de 1999 nos dijo que sumábamos más compareciendo separados, pero con una buena entente posterior, que siempre es posible, que perdiendo por los respectivos flancos. A veces, con las coaliciones, en lugar de sumar se resta». [DEIA]

 

Día 13:

 

- La verdad sea dicha, no acierto a comprender a qué profundas razones se debe el apremio con el que algunos nacionalistas ante las próximas elecciones locales y forales de 2003 desean dar por concluida la coalición electoral entre PNV y EA, cuyo éxito popular rompió en mayo del pasado año todos los pronósticos. (…) Es indudable que este proceso de colaboración entre los dos partidos nacionalistas (PNV y EA) ha sido uno de los factores ilusionantes y decisivos para el triunfo de los nacionalistas el pasado 13-M. Y la colaboración ha sido posible, más allá de las diferencias que realmente subsisten entre los dos partidos, porque en los últimos años se ha compartido una experiencia, un diagnóstico, responsabilidades y prioridades y, por encima de todo, se ha elaborado un programa de trabajo conjunto que vence, de acuerdo con el mandato popular, en el año 2005. No parece lógico ni oportuno, por lo tanto, que ese eje de colaboración se comience a desmontar a los pocos meses de que el pueblo lo haya ratificado con el mayor respaldo electoral que el nacionalismo haya tenido en la historia. (…) Por eso, para muchos votantes nacionalistas, es incomprensible la hipótesis de que no haya coalición entre PNV y EA para las elecciones locales y forales. En el fondo, todos esperan que al final la habrá. Pero, ¿a qué viene entonces esta ceremonia de confusión? Muchas veces se ha dicho que «sólo quien tiene responsabilidad puede actuar irresponsablemente». Pues bien, apelamos a que no incurramos en irresponsabilidad en todo aquello en lo que nos hemos responsabilizado ante nuestro propio pueblo. (Joxan Rekondo: La coalición EA-PNV ante 2003) [DEIA]

 

 

ABRIL - 2002

 

Día 14:

 

- Las voces más reticentes a que la coalición se haga habitual -en la práctica, toda la dirección nacional del partido-, señalan un peligro principal: el de 'difuminación e incluso disolución' del proyecto de EA, 'en caso de concurrir en coalición a las elecciones de una manera continuada', según los términos en que se expresó en dos recientes reuniones de cargos públicos el propio secretario general de la formación, Gorka Knörr. (…) Los partidarios de que EA concurra con sus propias siglas a las elecciones locales consideran que la situación actual no es homologable a la vivida en las autonómicas del año pasado. Aquel momento, dicen, fue un caso de auténtica 'emergencia nacional', en el que estaba en juego el desalojo del nacionalismo del poder y tuvo un carácter casi plebiscitario. (…) Pese a que en el PNV se da por hecho que la coalición se producirá finalmente y que EA juega en gran medida con estas reticencias a hacer subir el precio de su concurrencia en candidaturas conjuntas, lo cierto es que sus dirigentes expresan argumentos firmes en contra. 'Las elecciones municipales no son homologables a las de mayo de 2001' , afirman fuentes cualificadas del partido de Begoña Errazti. Consideran que en el contexto de hoy es preferible dejar que cada fuerza juegue en solitario y buscar luego pactos 'postelectorales' con el PNV, que eventualmente, se acepta, tendrían que sumar a otra fuerza. 'Juntar los votos del PNV y EA no tiene por qué ser un fin en sí mismo', afirman, máxime cuando no se va a pactar con Batasuna. [EL PAIS]

 

Día 19:

   
 

- La vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, abogó ayer por reeditar la coalición. 'Es algo por lo que merece la pena apostar', afirmó, en línea con el convencimiento del PNV, que estima que las circunstancias del 13-M no han variado y aconsejan repetir las listas conjuntas. [EL PAIS]

 

- Eusko Alkartasuna de San Sebastián ha pedido por mayoría a la dirección nacional de su partido que agilice la negociación de una lista de coalición el PNV para afrontar juntos las próximas elecciones municipales y forales. (…) El fracaso registrado en los comicios municipales de hace tres años, con la decepción consiguiente, ha sido esgrimido por los más escépticos a este pacto. Se da la circunstancia de que entre los concejales de EA de San Sebastián se detecta cierta frialdad ante la viabilidad de esta operación electoral. La edil Jaione Arratibel, que forma parte de la ejecutiva regional guipuzcoana, es la que se inclina más claramente a favor. Los más firmes defensores de un acuerdo aluden a la importancia del factor tiempo y a la necesidad de iniciar cuanto antes un proceso de negociación para evitar precipitaciones de última hora y para permitir un trabajo en común «desde abajo hacia arriba, y no al revés». (…) En el caso de San Sebastián, una eventual lista única nacionalista debería ponerse de acuerdo sobre el candidato a la Alcaldía, que en 1999 fue el edil Enrique Arana, propuesto por EA y cuya lista logró siete concejales frente a los nueve del PSE y los seis del PP en la Corporación, integrada en total por 27 representantes. Arana no participó en la última asamblea local. [EL DIARIO VASCO]

MAYO - 2002

 

Día 05:

 

- De nuevo aflora el debate sobre una alianza de su partido con el PNV para las próximas elecciones municipales y forales. Usted siempre ha estado a favor pero la dirección de su partido mantiene recelos a esta operación. ¿Qué opina?: Nunca he ocultado mis preferencias por articular ese eje necesario para el país. Soy de la opinión de que en esta época que estamos viviendo el nacionalismo democrático que ha liderado este país debe seguir haciéndolo. Un nacionalismo que ha perdido cierto liderazgo y poder foral y local, por ejemplo, en Alava o en los grandes ayuntamientos guipuzcoanos, en los que está fuera de los equipos de gobierno. La necesidad de articular un eje fuerte con carácter estratégico es innegable en este país(…). La solución a los problemas de este país pasa, entre otras cosas, por establecer un eje de liderazgo fuerte. (…) Un liderazgo que, admitirá, puede fagocitar a EA desde el PNV: Si apoyo esta coalición no sólo es porque es necesaria para el país sino porque es buena para EA. La experiencia dice que la cooperación electoral con el PNV nos está permitiendo ser más partido y estar en más instituciones. (Entrevista a Iñaki Galdos) [EL DIARIO VASCO]

 

Día 06:

   
 

- Garaikoetxea ha salido de su retiro político voluntario para actuar entre bambalinas. Fuentes próximas al ex presidente del PNV aseguran que éste ha comenzado a asistir de forma asidua a las asambleas nacionales de EA, sin ser miembro de este órgano, para marcar su impronta. Tanto él como su círculo más próximo instalado en la ejecutiva nacional -Joseba Azkarraga, nuevo hombre fuerte de EA, Sabin Intxaurraga, Rafael Larreina o la propia presidenta, Begoña Errazti- consideran que el escenario es «ideal» para tratar de construir un tercer espacio con la izquierda abertzale civilizada y sin el PNV -el sueño dorado de Garaikoetxea- para crear una nueva referencia política que canalice electoralmente el descontento y el rechazo que generaría ETA. (…) Los guipuzcoanos de EA, dirigidos por Iñaki Galdos, consideran que la mayoría de los afiliados de la formación sigue siendo fiel al «nacionalismo político histórico». «Sería un fraude a ojos de la mayoría empezar a tontear o a flirtear con familias que provienen de la tradición de ETA y del rupturismo. Si quieren venir, perfecto, pero que vengan ellos a nuestras posiciones», indicaron fuentes del sector crítico. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

- Iñaki Anasagasti considera que algunos dirigentes nacionales de Eusko Alkartasuna han sido «seducidos por los cantos de sirena», en referencia a los últimos movimientos en la izquierda abertzale y al surgimiento de Aralar. A juicio del portavoz del PNV en el Congreso, la situación previa y posterior al 13 de mayo «no ha cambiado en absoluto, aunque algunos en EA crean que sí». Anasagasti recuerda que aún queda un año para los comicios y confía en que, «al final, pactarán». Pero no está del todo convencido. «Si nos dejan solos nos harán una avería -confiesa-, pero ellos desaparecerán». [EL CORREO ESPAÑOL]

Día 14:

 

- Ha pasado un año de las elecciones Autonómicas, con magníficos resultados para la coalición. ¿Aquellos resultados cree que son extrapolables a las próximas Municipales o pesará el "efecto Elorza"?: Que ha habido un efecto Elorza y que puede haber un efecto Elorza es evidente, pero también lo es que los nacionalistas en Donostia rompieron sus propios esquemas en cuanto a número de votantes. Más de 46.000 sufragios, con una incidencia extrapolable al Ayuntamiento de gran parte de ellos. Si así fuera, a la coalición nos correspondería nada menos que once concejales y el PP y el PSE tendrían, juntos, doce como máximo. Las elecciones rompieron esquemas, porque lo que se evidenció el 13 de mayo es que uno es cristiano por amor a Dios o por temor al infierno. Por una serie de motivos nos habíamos quedado con una abstención fuerte de nuestros votantes, y esa masa crítica que se abstenía nos dijo que está ahí. Las fuerzas nacionalistas tienen que hacer lo posible y lo imposible para acercarse a esas cifras, porque con ellas ya no vale el efecto de nadie y anularán cualquier tipo de factor personal. (…) ¿Irá EA de la mano del PNV a las elecciones municipales?: Pienso que en Donostia habrá una lista conjunta. Aunque en algunos sitios hay acuerdos postelectorales, es mejor tener una lista con más votos, que dos que tengan menos. Una lista con ocho concejales no es lo mismo que tener tres y cinco. Pactos post electorales no valdrían para que Donostia tuviera un alcalde nacionalista. Tampoco tengo dudas de que Elorza con el PP, si pudieran, lo bloquearían sumando 14 concejales, porque volvería a ser razón de Estado. Pero más que lo que pueda suponer la coalición en número de votos, lo que cuenta es que la sensibilidad de los militantes va por este camino, para defender mejor los intereses de este país y de esta ciudad. La lista conjunta no responde sólo a la premisa de derrotar a Elorza, sino que responde a la sensibilidad de la mayoría de los votantes nacionalistas de Donostia, ayundando a recuperar una ilusión. (Entrevista a Enrique Arana) [DEIA]

 

 

Día 15:

- El lehendakari eludió entrar a valorar ayer las renuencias manifestadas públicamente por Eusko Alkartasuna a reeditar la coalición electoral con el PNV, aunque sí dejó claro que, a su juicio, ése sigue siendo «un proyecto interesante e ilusionante» para la sociedad vasca. La víspera, y de acuerdo a la posición que viene manteniendo la dirección de EA en este tema, Rafael Larreina insistió en que su formación sólo concurrirá con los jeltzales en los comicios municipales del próximo año si se producen circunstancias «extraordinarias», un planteamiento que contraviene los deseos de sus socios de Gobierno. Preguntado por ello, Ibarretxe declinó pronunciarse sobre las decisiones «libres» de los partidos, aunque se permitió pedir no sólo a EA sino también a sus propios compañeros que, cualquier cosa que «se haga», se haga con «discreción y lealtad»; las mismas actitudes, según remarcó, con las que ambas formaciones se han conducido hasta ahora y continuarán «haciéndolo». «Yo estoy absolutamente convencido de que aquello que fue un proyecto interesante e ilusionante lo sigue siendo para ser trasladado a la sociedad. Pero no diré más», zanjó el jefe del Ejecutivo. [EL CORREO ESPAÑOL]

- Tres iniciativas planean sobre el discurso del lehendakari tras el primer aniversario del 13-M. En primer lugar, la insistencia en torno a una posible consulta popular para supuestamente desbloquear la situación. Junto a este amago, la defensa de los derechos históricos para actualizar el pacto del autogobierno y la apelación directa a una coalición con EA. Ibarretxe confirma el doble juego que hasta ahora ha practicado con rentabilidad un nacionalismo que necesita reeditar en las elecciones forales y municipales su triunfo de las autonómicas para forzar así a los constitucionalistas a revisar sus estrategias como fruto de una nueva relación de fuerzas. El empeño de Ibarretxe en la coalición con EA trata de empujar en esa dirección hegemonista, aunque el partido de Errazti desee hacerse querer para elevar su cotización táctica como socio en una previsible alianza. [EL DIARIO VASCO]

   
   

Día 16:

 

- Para Arzalluz, el PP va a encarar esas elecciones como «la doble vuelta» del 13-M, por lo que se mostró partidario de repetir la coalición con EA a pesar de las reticencias de su socio. Según remarcó, los últimos doce meses han demostrado la incapacidad de Aznar para dialogar y también que los populares y ETA «se retroalimentan». [EL CORREO ESPAÑOL]

 

 

JULIO - 2002

 

Día 07:

 

- Eusko Alkartasuna no termina de decidirse ante el dilema de concurrir en coalición a las elecciones municipales y, de hacerlo, acompañado de quién. En medio de este impasse en que se encuentra la formación dirigida por Begoña Errazti para ganar tiempo, poner nervioso al PNV y mejorar su posición en la negociación, han comenzado a surgir distintas voces, dentro y fuera del partido, que coinciden en apremiar a la dirección de EA para que inicie ya la negociación con el PNV y despeje cuanto antes esta incógnita. Hace tiempo que el PNV se mostró dispuesto a repetir la experiencia que tan buenos resultados proporcionó a ambos partidos el 13-M. Y así lo expusieron en la única reunión sobre el tema que mantuvieron, en mayo, representantes de las ejecutivas nacionales de PNV y EA. Pero hasta ahora sólo han obtenido la callada por respuesta. Desde entonces la comisión ejecutiva del PNV ha remitido al menos dos comunicaciones por escrito a la ejecutiva de EA proponiendo el inicio de una negociación, sin que hayan tenido respuesta. La preocupación que esta situación produce en el PNV la exponía ayer Xabier Arzalluz. En un artículo en Deia, destacaba la posibilidad de que ambos partidos no repitieran la coalición y advertía de que 'si EA decide ir en solitario, habrá triunfado la estrategia electoral de Mayor Oreja'. [EL PAIS]

 

- Pensando en el trabajo previo de cara al 2003, ¿es usted partidario de ir en coalición con EA?: Precisamente por hablar en nombre del PNV de Bizkaia, donde la relación de fuerzas es diferente a la que existen en otros territorios, quizás se me entienda mejor si digo que me fijo más en la ilusión que se percibió el pasado "13-M" y no veo porqué ese clima debiera truncarse el próximo año. (Entrevista a Iñigo Urkullu) [DEIA]

Día 15:

- El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social de Lakua, Joseba Azkarraga, defendió ayer que EA se presente en solitario a las elecciones municipales del próximo año y señaló que la coalición EA-PNV "debería ser una excepción y no una regla". Rechazó, además, de "forma rotunda" que EA presente candidaturas conjuntas con PP y PSE. [GARA]

SEPTIEMBRE - 2002

 

 

Día 06:

 

- Pese a que la hipótesis de la alianza resulta la más probable, ambas formaciones administran la situación con tiempos tácticos diferentes. Mientras el partido de Xabier Arzalluz quiere cerrar cuanto antes la negociación, y evitar así la precipitación de la última experiencia de pacto municipal en 1999, EA se muestra más reticente y prefiere mantener abiertas las expectativas de cooperación con Aralar y sectores como Zutik y Batzarre. Para el PNV, esta actitud supone «marear la perdiz» para ganar tiempo y reforzar así sus posiciones en una eventual futura negociación. En concreto, el Gipuzku Buru Batzar será el encargado de proponer a los candidatos a la Alcaldía de San Sebastián y a la Diputación de Gipuzkoa, una vez que la designación haya cubierto los plazos internos establecidos, que exigen dos vueltas en el seno de las organizaciones municipales. El proceso, para el que está establecido un plazo de 45 días, finalizará previsiblemente hacia diciembre. EA insiste en que será la mayoría de su Asamblea Nacional la que adoptará una posición definitiva sobre la premisa de la defensa de un proyecto electoral diferenciado, que admite algunas excepciones. El PNV prefiere no esperar demasiado tiempo porque considera que una de las claves para afrontar con garantías las elecciones municipales y forales en coalición es preparar con tiempo la alianza y no repetir los errores de la anterior experiencia, en las elecciones municipales de 1999, en los que la «improvisación» fue duramente criticada en niveles internos. DATOS EN DONOSTIA : Elecciones Autonómicas 2001: Coalición PNV-EA 46.243 votos. Elecciones Generales de 2000: PNV (Joxe Joan González de Txabarri): 19.680; EA (Begoña Lasagabaster: 12.504 votos. Elecciones Municipales de 1999: Coalición EA-PNV (encabezada por Enrique Arana): 13.494 votos. [EL DIARIO VASCO]

Día 25:

 

- El PNV presentará al actual diputado general de Guipúzcoa, Román Sudupe, como candidato a alcalde de San Sebastián en las próximas elecciones municipales. El presidente del Gipuzku Buru Batzar, Juan María Juaristi, destacó que se trata de una «decisión compartida» por el partido y el propio Sudupe y precisó que deberá ser refrendada en los próximos dos meses. Juaristi explicó que su formación ha elegido al «mejor activo del nacionalismo democrático» en Guipúzcoa para afrontar el reto prioritario de recuperar la Alcaldía donostiarra después de 16 años sin liderazgo del PNV, y negó que la decisión pudiera condicionar la apuesta estratégica por una coalición con Eusko Alkartasuna. El líder nacionalista explicó también que el GBB comenzará ahora a abordar la elección del próximo candidato a diputado general, «porque el reto fundamental», insistió, es la Alcaldía de San Sebastián. El PNV gobierna en la Diputación foral desde hace 12 años. El burukide guipuzcoano subrayó que hace muchos meses que su formación ha solicitado a EA concurrir conjuntamente a estos comicios, sin obtener una contestación. «Ante la no respuesta, hemos seguido trabajando», agregó. Juaristi recalcó que Sudupe encabezará una candidatura «inmejorable» y advirtió de que su formación no aceptaría que EA la rechazara. Fuentes de la ejecutiva nacional de EA expresaron un profundo malestar. «El PNV intenta resolver su conflicto interno y lo hace mediante un sopapo a EA», afirmó un miembro de la ejecutiva nacional de EA que ayer consideró el anuncio efectuado por Juaristi como «un gran error y una agresión gratuita e innecesaria». Las mismas fuentes negaron que EA hubiera optado por dilatar su decisión definitiva y defendieron un mayor respeto a los tiempos y los plazos inicialmente acordados por su partido. La dirección de EA adoptará una decisión al respecto, previsiblemente, en octubre. La responsabilidad recaerá en la asamblea nacional, por una mayoría de dos tercios y a propuesta de la ejecutiva nacional. En estos mismos medios se admitió que la propuesta de la candidatura de Sudupe, más allá de su perfil electoral, puede dificultar la reedición de una candidatura conjunta con el PNV, al introducir una «considerable desconfianza y una absoluta falta de respeto» en las relaciones entre los dos partidos. Sobre todo en San Sebastián, en donde EA lideró la coalición en las anteriores elecciones municipales. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

- La candidatura de Sudupe supone un órdago para EA de consecuencias no previsibles. Como candidato de peso, juega a su favor su predicamento moderado y de firmeza y su talla de gestor. Su flanco débil es su escaso encaje con un cierto perfil donostiarra, y éste es un handicap que será subrayado por sus adversarios. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 26:

 

- La ejecutiva guipuzcoana de EA analizó ayer la designación de Román Sudupe como candidato peneuvista a la alcaldía de San Sebastián y concluyó que es un gesto 'arrogante' que, como tal, dificulta y no favorece la coalición con el PNV, aunque tampoco la impedirá. Mayoritariamente partidarios de su formalización, los guipuzcoanos de EA se sienten 'doblemente afectados' por la iniciativa unilateral del PNV: la consideran 'desleal' y a la vez reprochan a la ejecutiva nacional de su partido el estar prorrogando innecesariamente la adopción de una decisión tan importante. (…) Si esto piensa la organización de EA en Guipúzcoa, mucho más dura es la apreciación de la dirección vasca del partido. Su secretario general, Gorka Knörr, no dudó en calificar la decisión peneuvista como un 'escarnio'. Knörr reiteró que será la próxima asamblea nacional del partido, prevista en una fecha no precisada de octubre, cuando se decidirá si repiten la coalicion con el PNV, y en qué condiciones, en los comicios municipales y forales de 2003. [EL PAIS]

Día 29:

 

- Román Sudupe, diputado general de Gipuzkoa, cerró el pasado 6 de septiembre un acuerdo con los burukides del GBB por el que aceptaría presentarse como candidato del PNV a la Alcaldía de San Sebastián en las próximas elecciones municipales. La sorprendente operación Alderdi Eder, bautizada así por sus inspiradores, aspira a recuperar para el PNV la alcaldía donostiarra después de la severa derrota de Ramón Labayen en 1987, en pleno epicentro del terremoto que produjo la escisión nacionalista. El PNV ha tenido un problema histórico en la capital donostiarra desde la escisión. Por eso, intenta resolver de paso esta debilidad, que amenaza con desplazarle durante un largo período de la hegemonía urbana. Los peneuvistas saben que es un objetivo difícil batir a Elorza tras doce años de alcaldía pero confían en retener al menos el plus de voto nacionalista que éste recibe, a su juicio, prestado. Desde Eusko Alkartasuna, por el contrario, se considera que la operación supone un desaire en las formas y en el fondo que va a beneficiar a los sectores detractores de la coalición, que se ven ofendidos por la «afrenta» peneuvista y el regreso de la «prepotencia». EA reivindicaba el derecho a nombrar el cabeza de cartel en la capital donostiarra, o cuando menos a pactar la figura de un independiente. Al parecer, uno de los nombres que su dirección nacional ha barajado como posible cabeza de cartel de una coalición con el PNV es el de la diputada Begoña Lasagabaster. En EA de Gipuzkoa se precisa que sólo es un rumor y que, en cualquier caso, la decisión definitiva compete a los alkartetxes de San Sebastián. En el seno de EA conviven quienes desde hace meses pedían una decisión a su ejecutiva nacional para cerrar con tiempo un acuerdo con el PNV y quienes prefieren esperar a que se clarifique el panorama, sin cerrar la puerta, incluso, a pactos con Aralar. «Las formas han fallado estrepitosamente», opina Iñaki Galdos, presidente de EA de Gipuzkoa y que recibía una llamada telefónica Juan María Juaristi, su equivalente al frente del PNV guipuzcoano, diez minutos antes de que comenzara la rueda de prensa del martes de presentación del candidato. [EL DIARIO VASCO]

 

OCTUBRE - 2002

 

Día 20:

- Eusko Alkartasuna (EA) quiere restringir una coalición con el PNV, si finalmente sale adelante, a aquellos municipios en los que sólo la fuerza de ambos pueda ayudarles a recuperar o conseguir la alcaldía, según la decisión que tomó el viernes por la noche en Vitoria su Asamblea Nacional. El partido de Begoña Errazti parte del análisis de que en las anteriores elecciones municipales, celebradas en 1999, la coalición con el PNV se extendió a un número excesivo de localidades. 'Cuando fuimos solos subimos en representación y en coalición bajamos', explicó ayer su dirigente Rafael Larreina. 'Román Sudupe no podría ser el candidato de una coalición con EA', aseguró Larreina. Para EA, el actual diputado general guipuzcoano y candidato del PNV a la alcaldía de San Sebastián no supera el perfil definido por la Asamblea Nacional de una persona que tenga una larga trayectoria de trabajo y compromiso con el municipio. 'Si el PNV quiere presentarse en solitario que lo haga, pero no entra en nuestro perfil de candidato', declaró. La resolución asamblearia fue aprobada por el 76% de los preentes, el 6% se opuso y el 18% se abstuvo. EA, en coherencia con anteriores acuerdos de coalición, exigirá grupo propio en las instituciones. En el caso de Navarra, EA iniciará conversaciones con Aralar para llegar a acuerdos que mejoren su representación. [EL PAIS]

Día 24:

- El lehendakari, Juan José Ibarretxe, y el portavoz de la dirección del PNV, Joseba Egibar, defendieron ayer las bondades del pacto entre su partido y EA para las próximas elecciones municipales y abogaron por repetir la experiencia de 1999. Egibar aseguró que, 'independientemente de los obstáculos', el eje del nacionalismo PNV-EA 'tiene que tener una proyección electoral de coalición'. 'No creemos que el nacionalismo, a estas alturas, tampoco esté para matices', recalcó. Egibar hizo estas declaraciones en Vitoria tras reunirse, junto con el presidente peneuvista, Xabier Arzalluz, con Ibarretxe. El propio lehendakari, en esa misma línea, señaló a Radio Euskadi su convencimiento de que ambas formaciones deben repetir la coalición electoral en los próximos comicios. El presidente vasco eludió pronunciarse sobre si la coalición debe extenderse ahora a todos los municipios. La Asamblea Nacional de EA aprobó el viernes negociar coaliciones puntuales con otras formaciones abertzales, dando prioridad al PNV y excluyendo a Batasuna, allí donde el liderazgo nacionalista corra peligro. [EL PAIS]

NOVIEMBRE - 2002

 

Día 14:

 

- El PNV y EA mantienen sus diferencias para alcanzar una coalición de cara a las elecciones municipales y forales de mayo próximo tras la reunión que celebraron ayer. Ambas formaciones intentan aproximar posiciones, pero el alcance de una hipotética alianza y el anuncio de la candidatura de Román Sudupe (PNV) a la Alcaldía de San Sebastián constituyen algunas de las principales discrepancias. Los dos partidos han establecido un tácito pacto de silencio para no airear públicamente sus discrepancias, que tienen un cierto trasfondo político y no se limitan tan sólo a una mera pugna por el reparto del poder en la elaboración de las candidaturas. El PNV quiere extender su coalición al conjunto del entramado institucional vasco, mientras que EA, al menos su dirección nacional, se muestra partidaria de restringir la coalición a aquellos municipios en los que no existe aún «un liderazgo nacionalista». La disputa encierra su significado político porque supone extender o no la alianza a aquellos municipios gobernados por Batasuna, y no sólo a los que tienen alcaldes del PSE-EE. [EL CORREO ESPAÑOL]

   
 

- El encuentro de ayer ha venido precedido por numerosos contactos en las últimas horas. Aunque la cautela preside las conversaciones, la reunión no logró avances novedosos de fondo y mantuvo sobre la mesa de la discusión las principales diferencias sobre el ámbito de la coalición. Sin embargo, sí existe una pretensión común, que la negociación se despeje cuanto antes en un sentido o en otro, a poder ser antes de Navidad, para que la maquinaria interna pueda comenzar a trabajar sin mayor dilación. (…) La negociación también tropieza con una diferencia respecto a la referencia que hay que tener en cuenta para elaborar futuras listas conjuntas y para elegir a los cabezas de candidatura. El PNV apela a tomar en consideración los resultados de las generales de 2000. EA, por el contrario, se remite a los resultados de las municipales de 1999. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 22:

 

- El Partido Nacionalista Vasco baraja la posibilidad de que su diputado en el Congreso Joxe Joan González de Txabarri sea propuesto como candidato a diputado general de Gipuzkoa en las próximas elecciones forales. La decisión puede anunciarse a fin de mes, aunque está a la espera de una última reunión del Gipuzku Buru Batzar y del desenlace de la negociación abierta con Eusko Alkartasuna para alcanzar listas conjuntas de cara a los comicios de la primavera de 2003. Si el pacto cristaliza, González de Txabarri sería presentado de forma conjunta como candidato de la coalición nacionalista. (…) El proceso interno del PNV coincide con un estancamiento en las negociaciones entre representantes de este partido y de Eusko Alkartasuna para estudiar la elaboración de candidaturas conjuntas en las elecciones forales y municipales. La última reunión -la tercera- del pasado miércoles no sirvió para desbloquear algunos de los escollos que dificultan la búsqueda de un pacto entre ambos partidos. [EL DIARIO VASCO]

Día 27:

 

- El portavoz del EBB del PNV, Joseba Egibar, consideró ayer que sería «un mal ejercicio» no llegar a un acuerdo con EA para presentarse como coalición a las próximas elecciones municipales, ya que, a su juicio, la coalición con Eusko Alkartasuna es «el mejor modo para fortalecer la columna vertebral de este pueblo». En declaraciones a Euskadi Irratia, Egibar reconoció que las conversaciones con EA a este respecto «no se encuentran en su mejor momento», pero reiteró que la apuesta de su formación siempre ha sido impulsar la coalición. [DEIA]

 

- Después de cuatro reuniones, la negociación entre el PNV y EA para alcanzar una coalición de cara a las próximas elecciones municipales y forales se encuentra bloqueada ante la persistencia de desacuerdos de fondo. Delegaciones de los dos partidos, no obstante, tienen previsto reunirse hoy para desatascar este impas. Tras cuatro reuniones, la ejecutiva nacional de EA ha decidido emplazar al PNV a que clarifique cuanto antes el panorama. «La negociación está totalmente en el tejado del PNV, que es el que no ha movido ficha hasta el momento», señaló ayer el secretario de Organización de EA, Rafael Larreina. Las ejecutivas de los dos partidos abordaron esta situación de bloqueo en sus reuniones habituales de los lunes. Si no hay novedades en la estrategia negociadora, las conversaciones finalizarían sin un acuerdo electoral. La dirección nacional de EA espera a este respecto «una respuesta» del PNV tras las últimas cuatro reuniones en las que una de las cuestiones en litigio ha sido cuáles son las elecciones que se toman como referencia para elaborar las candidaturas, si las generales de 2000 -como defiende el PNV- o las municipales de 1999, criterio utilizado por EA. [EL DIARIO VASCO]

 

 

 

Día 28:

 

- El Euzkadi Buru Batzar del Partido Nacionalista Vasco ha lanzado en las últimas horas un ultimátum por carta a la Ejecutiva Nacional de Eusko Alkartasuna para que aclare definitivamente si quiere una coalición de cara a las próximas elecciones municipales y forales. La breve misiva del PNV, enviada por la Secretaría del EBB que corresponde a Josune Ariztondo, refleja el malestar de este partido ante el estancamiento que atraviesa la negociación y el temor a que EA desee retrasar la adopción de una decisión. Con sólo tres escuetos puntos, la carta censura en tono crítico la «indefinición» que, a su juicio, muestra la delegación de EA y el peligro de dilación que rodea las conversaciones. La dirección del PNV emplaza a la Ejecutiva Nacional de EA a que clarifique con rapidez sus posiciones «para no marear más la perdiz, porque los plazos se van agotando y las cosas, o se hacen con naturalidad, o al final terminan devaluándose», declaró ayer a este respecto el presidente del GBB, Juan María Juaristi. «Da la impresión de que la dirección nacional de EA no tiene ninguna voluntad política de ir en coalición y está poniendo todas las excusas posibles para justificarse», resaltó. (…) En principio, tanto el PNV como EA se responsabilizan mutuamente de tener la decisión pendiente en sus respectivos órganos internos. Con anterioridad a la última carta, ambas formaciones han intercambiado diferentes ofertas de pacto. La Asamblea Nacional de EA convocada mañana viernes estudiará este escenario y podría adoptar un pronunciamiento ante el bloqueo actual. Este órgano es el que, por mayoría de dos tercios, debe aprobar la posibilidad de ir o no en coalición. La Ejecutiva Nacional de EA ha señalado que la «inflexibilidad» del PNV es la que impide un acercamiento. [EL DIARIO VASCO]

 

- Tanto la presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, como el portavoz del PNV, Joseba Egibar coincidieron ayer en admitir que las negociaciones entre ambas formaciones políticas para renovar su coalición de cara a las elecciones locales y forales de mayo de 2003 atraviesan por dificultades. Así, Errazti afirmó que, tras cuatro encuentros, la situación es de "no negociación" por "la diferencia de planteamientos" y "la cerrazón del PNV". Errazti, quien rechazó hablar de ruptura, incidió en que "son inaceptables" los planteamientos del PNV en el sentido de que "la coalición sea global, en la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra, o que el criterio general sean las elecciones generales del año 2000 como la clave a la hora de representación". Tras apuntar que "esto no responde a la realidad", Errazti señaló que el interés de EA es mantener conversaciones con ésa y con otras fuerzas políticas. No obstante, aclaró que "tenemos relaciones con fuerzas políticas habitualmente, pero no nos hemos lanzado a negociar con ninguna, ya que estamos hablando con un partido y hay un respeto a la otra parte". Por su parte, Egibar recordó que esta coalición no es sólo "un referente electoral", sino que constituye "una pieza básica de la política vasca". A su entender, "la coalición es imprescindible" y es "el mejor ejercicio que podemos practicar de cara a la próxima contienda electoral, que no va a ser una contienda electoral más porque estas elecciones van a tener un marcado carácter político". En este sentido, emplazó a que, "mientras estamos hablando, conversando, negociando", no se hable del "déficit de la negociación o la dificultad" sino a "trasladar la conviccion de que tenemos que llegar a un acuerdo". Egibar destacó que, "de una manera determinada, se sigue hablando" con EA, a pesar de las manifestaciones realizadas por Errazti sobre las dificultades que está habiendo en estas conversaciones. "Pero, el hecho mismo de que se sepa que tenemos dificultades, creo que es una mala noticia para el país y para el nacionalismo, en concreto", señaló Egibar. [DIARIO DE NOTICIAS]

Día 30:

 

- De momento, las negociaciones entre los dos partidos nacionalista para llegar a una acuerdo siguen "paradas". Los responsables de EA explicaron ayer en Bilbao a su Asamblea Nacional en qué situación se encuentra el proceso negociador. (…) Según Begoña Errazti, la «inflexibilidad» del PNV es la que impide un acercamiento, ya que plantea un acuerdo global en Euskadi y con la referencia de las últimas elecciones generales para elaborar las candidaturas. Estos condicionantes, a juicio de la presidenta de EA, son «inaceptables» porque les dejaría casi sin posibilidad de encabezar candidaturas. EA ofrece como alternativa un acuerdo en función de las comarcas y los territorios a fin de responder a las diferentes realidades del país. [DEIA]

 

 

DICIEMBRE - 2002

 

Día 01:

   
 

- Eusko Alkartasuna, uno de los partidos que integran el tripartito del Gobierno vasco, ha reiterado su rechazo a coaliciones globales con el Partido Nacionalista Vasco, limitándolas a aquellos municipios en que pueda peligrar la continuidad de los partidos nacionalistas. Además, EA ha forzado al PNV para que las negociaciones tendentes a formalizar esos acuerdos se terminen en unos plazos «no muy largos». Desde la formación que lidera Begoña Errazti también se insinúa posibles negociaciones con Aralar. Según Ep, explicó que aunque mantienen contactos frecuentes con Aralar, todavía no han iniciado con esta formación negociaciones de cara a posibles coaliciones electorales por considerar que «al estar hablando con otra fuerza política, entendemos que no puede haber una interferencia con otra fuerza, simplemente por lealtad a la otra parte». Por su parte, el presidente del BBB del PNV, Iñigo Urkullu, expresó su confianza en reeditar la coalición con EA, aunque le reprochó que expongan públicamente sus condiciones. [LA RAZON]

 

- Eusko Alkartasuna no dará su brazo a torcer en las negociaciones que mantiene con el PNV para alcanzar un acuerdo de coalición de cara a las próximas elecciones municipales y forales. El partido de Begoña Errazti no está dispuesto a plegarse a la oferta lanzada por los jeltzales, que le obligaría a aceptar contra su criterio una alianza global y le permitiría encabezar sólo cuatro listas. De hecho, según explicaron ayer fuentes de la formación nacionalista a este periódico, de aceptar las condiciones «absolutamente inasumibles» del PNV, EA sufriría una auténtica sangría en su cuota de representación municipal: perdería el 90% de las alcaldías que controla y un 33% de sus concejales en Euskadi y Navarra. LOS NEGOCIADORES: Las comisiones negociadoras de PNV y EA se han reunido en cuatro ocasiones, sin alcanzar ningún acuerdo. Sus miembros son: PNV: Josune Ariztondo, José Antonio Rubalkaba, Iñigo Urkullu, Juan María Juaristi, José Antonio Urbiola e Iñaki Gerenabarrena. EA: Rafael Larreina, Javier Caño, Begoña Lasagabaster, Fermín Ziaurriz, Félix Gallego y Onintza Lasa. [EL CORREO ESPAÑOL]

- La presidenta de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Errazti, se congratuló ayer de que la Asamblea Nacional del partido respaldara la víspera en Bilbao con el 93% de votos de los delegados la estrategia de sus dirigentes de negarse a una coalición global con el PNV para las elecciones municipales de mayo y apostar por acuerdos puntuales sólo en aquellos lugares donde esté en peligro una mayoría nacionalista. [EL PAIS]

 

Día 03:

   
 

Al final no hubo sorpresas y Joxe Joan González de Txabarri (Zarautz, 1956) será finalmente el candidato del Partido Nacionalista Vasco en las próximas elecciones forales a diputado general de Gipuzkoa de primavera de 2003. (…) La propuesta del GBB ha trascendido en una coyuntura de incertidumbre respecto a las negociaciones abiertas para una coalición con EA. En un primer momento, el PNV hubiera preferido aplazar la nominación de su candidato a la Diputación a la consecución de un pacto global, que permitiera que el aspirante representara ya a la alianza PNV- EA. Sin embargo, las dificultades con las que topan las conversaciones han decidido que se precipiten los plazos. De hecho, el Euzkadi Buru Batzar estudió ayer el impasse de la negociación. La delegación del PNV, que se encuentra molesta por determinadas declaraciones formuladas este fin de semana desde la dirección de EA, ofrecerá hoy una rueda de prensa para explicar sus posiciones. Ambos partidos se responsabilizan de falta de flexibilidad. [EL DIARIO VASCO]

Día 04:

   
 

- El PNV informó ayer de que se encuentra a la espera de una respuesta por parte de EA, en relación con las negociaciones sobre si formarán o no coalición en las eleccines municipales de mayo. Josune Ariztondo y José Antonio Rubalkaba explicaron ante los medios la postura del PNV tras las declaraciones de EA de estos últimos días. Los jeltzales se reafirmaron en que la coalición ha de ser «global y sin fisuras» y que, si se realiza en estos términos, «sigue abierto a conversaciones». (…) Según afirmaron, en la reunión de la Comisión PNV-EA del 20 de noviembre, «se constató la imposibilidad de llegar a un acuerdo, y los dos partidos acordamos levantar la negociación, así como elaborar una nota conjunta». Mandaron el borrador a EA, que «lo interpretó como un ultimátum». Desde entonces están «esperando contestación». [GARA]

 

Día 05:

 

Eusko Alkartasuna rechazó ayer dar por rotas las negociaciones con el PNV para tratar de ir en coalición a las elecciones municipales y forales de la primavera de 2003 aunque, según admitió el secretario de Organización de EA, Rafael Larreina, en el último contacto mantenido en la noche del martes, los jeltzales les comunicaron la imposibilidad de seguir. Los representantes de EA en las negociaciones, Rafael Larreina y Onintza Lasa, portavoz de la Ejecutiva Nacional, comparecieron ayer en el Parlamento Vasco, un día después de que el PNV oficializara la suspensión de las conversaciones y emplazara a la formación que lidera Begoña Errazti a clarificar sus posiciones y a ofrecer una respuesta. Los dirigentes de EA se mantuvieron dispuestos a seguir la negociación para tratar de llegar a un acuerdo que les permita presentarse en coalición con el PNV, pero sólo en aquellos municipios e instituciones forales donde «peligre» la mayoría nacionalista. En este sentido, Larreina volvió a rechazar la exigencia del PNV de que la coalición sea «global» para el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca, y puso como condición para llegar a un acuerdo que se respete el «proyecto político» de cada partido. Este fue el «marco de juego» que el viernes pasado marcó la Asamblea Nacional de EA y, que en la noche del martes, en un contacto mantenido a última hora entre ambos partidos, volvió a rechazar el PNV, tal como desvelaron Larreina y Lasa. Según ha podido conocer DV, la llamada telefónica fue efectuada por la secretaria del Euzkadi Buru Batzar, Josune Ariztondo. [EL DIARIO VASCO]

 

- El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, anunció ayer que dejará ese cargo antes a finales del próximo año, una decisión que calificó de irrevocable. Mucho antes de que llegue esta fecha, su partido tendrá que clarificar su relación con EA. (…) Arzalluz manifestó que, en estos momentos, "estamos ante un fracaso", en referencia a la ruptura de las conversaciones mantenidas con EA para coaligarse de cara a los próximos comicios municipales. Sin embargo, puntualizó que ello no significa que todo "esté roto ni que sea definitivo". El líder de PNV recordó que su plantemiento de coalición global "rememora" las elecciones autonómicas del pasado 13 de mayo y señaló que este tipo de coaliciones "no sólo aúna a uno más uno de los dos partidos que se coaligan, sino que suele ejercer una especie de efecto imán" para mucha gente. "Solo el efecto de la unión, atrae más votos", dijo, para indicar que esto fue lo que ocurrió el 13-M. [DIARIO DE NOTICIAS]

 

Día 06:

 

- Iñaki Galdos, presidente de Eusko Alkartasuna de Guipúzcoa, es un entusiasta partidario de la coalición entre EA y el PNV que no puede ocultar su profunda preocupación por el bloqueo de las negociaciones. La negociación entre el PNV y EA para alcanzar una coalición en las próximas elecciones forales y municipales se encuentra bloqueada. ¿No cree que en el seno de EA puede haber dirigentes que no quieren esta alianza y la están boicoteando? -Es indudable que en todo proceso negociador se producen momentos de bloqueo y de incertidumbre. Parece que estamos en esa situación. A pesar de ello, no soy pesimista. Los partidos políticos estamos obligados a captar, entender e interpretar correctamente lo que los ciudadanos piden, lo que sus respectivos cuerpos sociales y electorales anhelan. En definitiva, a ser más permeables a lo que opina la calle. Y en la Euskadi de 2002 estoy absolutamente convencido de que la mayoría de la sociedad, pero sobre todo la inmensa mayoría de nuestros votantes, nos exige que lleguemos cuanto antes a un acuerdo. Por ello, EA y PNV estamos obligados a hacer un esfuerzo responsable para reeditar la coalición. Dicho esto, es lógico que en ambos partidos existan personas que no sean excesivamente entusiastas con la coalición, pero hablar de boicot no me parece correcto. Yo no lo pienso. Me resisto a pensar que pueda haber gentes que quieran el boicot. (Entrevista a Iñaki Galdos) [EL CORREO ESPAÑOL]

Día 07:

 

- TODO parece indicar que el mapa político vasco va a sufrir una considerable reorganización en un futuro inmediato. Esta previsible recomposición está influyendo en el comportamiento de los partidos nacionalistas vascos, que ven ante sus ojos cómo la mal llamada izquierda abertzale está inmersa en un imparable proceso de implosión desde la ruptura de la tregua trampa. Los 80.000 votos perdidos por Batasuna en las últimas elecciones autonómicas, captados por el lehendakari Ibarretxe para la coalición PNV-EA, convierten en legítima la disputa por la herencia de la coalición antisistema. En las últimas semanas, estamos asistiendo a las negociaciones entre las ejecutivas del PNV y EA para intentar cristalizar una coalición entre los dos partidos que representan al nacionalismo histórico. Los resultados de la anterior coalición saltan a la vista: nunca el programa de un lehendakari había obtenido semejantes cotas de apoyo popular, muy por encima de los 600.000 votos. En este artículo pretendo explicar que lo lógico y natural es que ambos partidos concurran juntos en una coalición electoral y que ésta se haga de forma estructural, no exclusivamente para las próximas elecciones municipales y forales. Es decir, que ambos partidos formen una coalición orgánica y estable, lo que se ha denominado la CiU a la vasca y que fue defendido por el sector crítico de EA en el último congreso celebrado hace cuatro años en Iruña-Pamplona. (Arturo Goldarazena: EA-PNV:el bucle se cierra) [DIARIO DE NOTICIAS]

Día 08:

 

- La negociación con EA sigue bloqueada. ¿Por qué?: Nosotros queremos una coalición que ilusione porque sabemos, y hay experiencias a este respecto, que este tipo de alianzas no siempre suman: UPN y CDN en Navarra, PSE y EE, nuestra propia coalición en las municipales del 99 o el pacto PSOE-IU en las elecciones generales del 2000 dan buena cuenta de ello. Le pongo como ejemplo que de 112 municipios que tiene Vizcaya fuimos en coalición en 19 municipios. Hasta ahora hemos hablado casi exclusivamente del ámbito de la coalición. Nosotros hemos defendido que sea global, y los representantes de EA no. No nos hemos puesto de acuerdo, lamentablemente, pero nosotros estamos por la labor de hacer un último esfuerzo. La pelota está en el tejado de EA. Son ellos los que tienen que decidir si quieren ir en coalición o no. Porque lo que no podemos es ir a medias. ¿Su propuesta de «coalición global» no puede terminar por fagocitar a EA como teme este partido?: La coalición que defendemos es respetuosa del proyecto de cada partido. Lo que pretende es ser eficaz para que la ciudadanía la entienda y no se confunda. Lo que han de ser los partidos en el futuro lo deciden los electores, lo deciden sus bases, y nunca otro partido. No creo que EA tenga menos presencia social estando en el Gobierno Vasco que no estando. Y está en el Gobierno Vasco por haber formado parte de una ilusionante coalición preelectoral, con un programa claro. Esas son precisamente las claves del éxito de una coalición. Ese es el modelo, adecuándolo, naturalmente, a las características específicas de estas elecciones. (Entrevista a Josune Ariztondo) [EL DIARIO VASCO]

Día 09:

 

- El Partido Nacionalista Vasco y Eusko Alkartasuna intentarán en una reunión prevista en la mañana de hoy aclarar si es posible finalmente negociar una coalición para las próximas elecciones municipales y forales de la primavera de 2003 o si ambas formaciones concurrirán en solitario ante la falta de un acuerdo de mínimos. El encuentro, en el que participarán las delegaciones de PNV y EA -encabezadas respectivamente por Josune Ariztondo, secretaria del Euzkadi Buru Batzar, y por Rafael Larreina, secretario de Organización del partido que lidera Begoña Errazti-, se ha convocado después de intensas gestiones telefónicas realizadas en los últimos días entre dirigentes de las dos fuerzas nacionalistas. La reunión supone un intento definitivo por desbloquear las negociaciones, provocado por las discrepancias en torno al ámbito de la coalición. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 10:

 

 

- El Partido Nacionalista Vasco y Eusko Alkartasuna decidieron ayer darse una semana de plazo para decidir si finalmente negocian una coalición para las próximas elecciones forales y municipales. El compromiso se adoptó en la mañana de ayer, en una reunión de dos horas celebrada en Bilbao entre las comisiones de los dos partidos, con la que desbloquearon el atasco de las conversaciones originado por discrepancias respecto al ámbito de la alianza (…) De hecho, el PNV no quiere repetir el mismo modelo que en las municipales de 1999, ya que considera que contribuyó a generar la confusión en el electorado al fraguarse, en muchos casos, sin suficiente implicación de las organizaciones locales. Además, el PNV sostiene que en aquella situación, EA se vio claramente beneficiada en la negociación de los candidatos, fundamentalmente en Vizcaya, al garantizarse la elección de concejales en la Margen Izquierda y su participación en la Diputación de este territorio con dos diputados forales pese a que sólo cuenta con tres junteros. (…) Si la decisión del PNV es no dilatar en exceso las conversaciones, la ejecutiva nacional de EA también se plantea clarificar la situación esta misma semana, antes del 15 de diciembre. Hasta el momento, la posición oficial de EA, al menos la que fija su dirección nacional, ha consistido en reprochar a los peneuvistas su «inflexibilidad» por exigir sólo una coalición global. El temor de EA, plasmado en las resoluciones de su último congreso de Pamplona, es que una excesiva subordinación a los jeltzales difumine el perfil original de su proyecto que se reivindica como abertzale y socialdemócrata. La ejecutiva nacional de EA se encuentra condicionada también por una coyuntura de incertidumbre que planea sobre el espacio de la izquierda abertzale y por dos movimientos en dirección opuesta en su propio partido. El primero, mayoritario en Gipuzkoa y que cuenta, sobre todo, con cargos públicos de este territorio, apuesta por un pacto estable con el PNV como fórmula para garantizar la propia supervivencia de EA como proyecto viable con representación institucional. Sin embargo, otras voces internas utilizan precisamente este argumento para justificar un mayor desmarque respecto al PNV. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 11:

- La secretaria del EBB del PNV, Josune Ariztondo, anunció ayer que la formación jeltzale y Eusko Alkartasuna decidirán esta semana si acuden o no en coalición a las próximas elecciones municipales. Mientras, desde EA, Carlos Garaikoetxea reclamó flexibilidad a la formación jeltzale. (…) Por su parte, Carlos Garaikoetxea mostró su confianza en que «en la recta final» de la negociación «exista un gramo de flexibilidad en el PNV», en lugar de «mantener sus imposiciones». En una entrevista en ETB, Garaikoetxea indicó que, en las conversaciones que mantienen, EA «está cediendo bastante. El PNV habla mucho de negociación, de ilusión, pero las palabras hermosas son una cosa y, luego, las imposiciones son otras», afirmó. Consideró que «la más grave de las imposiciones» del PNV «es pretender que EA renuncie al treintaitantos por ciento de sus concejales o a la inmensa mayoría de sus alcaldes, tomando un tanto arteramente, como referencia para el acuerdo y para hacer listas, elecciones generales que siempre en un partido de las características de EA son mucho peores que las elecciones locales». Durante la entrevista, Garaikoetxea manifestó que «algo que debe saber la ciudadanía es que el PNV apela a la ilusión, a la unidad, pero, mientras tanto, se plantea una cosa con un tono de interés partidista como es ésa». El dirigente de EA calificó también de imposición el pacto global defendido por la formación jeltzale. [GARA]

 

Día 12:

- El PNV y Eusko Alkartasuna rompieron ayer las negociaciones que mantenían para renovar su coalición electoral para las próximas elecciones municipales tras haber celebrado su sexta reunión desde finales de octubre. Las representaciones de cada partido anunciaron en un escueto comunicado que mantienen dos discrepancias fundamentales, tanto en el ámbito de aplicación del acuerdo -que el PNV pretende global en Euskadi y Navarra, mientras EA la limita a ámbitos concretos-, como en qué resultados electorales servirían como base para establecer la representación de ambas fuerzas. Pese a esta ruptura formal, no hay que descartar que intenten alcanzar un acuerdo que les permita mantener la unidad política que proyectan desde el Gobierno vasco. Así lo hicieron saber ayer al reafirmar que, pese a las discrepancias, ambas partes "se reafirman en el cumplimiento de los compromisos electorales de las elecciones del 2001, en la pacificación y normalización". [EL PAIS]

 

 

Día 13:

 

- Un sector mayoritario de la asamblea regional de EA de Guipúzcoa se plantea pedir el próximo jueves «un último esfuerzo» para pactar una coalición con el PNV en las próximas elecciones municipales y forales, después de que ambas formaciones hayan suspendido las conversaciones. Dirigentes y cuadros del partido han reaccionado con desconcierto y malestar ante el fracaso de las negociaciones y no cierran del todo la puerta al pacto, una hipótesis que algunos comienzan a limitar a las Juntas Generales de Guipúzcoa, Alava y Vizcaya y al Parlamento de Navarra. Por su lado, la dirección nacional de EA ha iniciado ya el proceso para la designación de candidatos. La presidenta, Begoña Errazti, y el secretario de Organización, Rafael Larreina, responsabilizaron ayer al PNV de la imposibilidad del acuerdo por pretender dejar a EA «sin parte de su representación municipal» en los ayuntamientos y sin la posibilidad de tener «voz propia». En opinión de Errazti, el PNV pretendía que renunciaran a la representación que obtuvo en las municipales de 1999, al aplicar como criterio para elaborar las candidaturas los resultados de los comicios generales de 2000. La ejecutiva nacional se reunió ayer con un mensaje central: «Hemos intentado el acuerdo, pero el PNV lo ha hecho imposible». (…) El PNV hizo ayer pública la oferta que puso sobre la mesa para concurrir en coalición con EA a las próximas elecciones municipales. De las 29 alcaldías que ahora tiene el partido de Begoña Errazti en Euskadi y Navarra, la propuesta jeltzale le mantenía como cabeza de lista en 27, así como en otros seis municipios guipuzcoanos gobernados ahora por Euskal Herritarrok. En Alava: EA planteaba ir en coalición en once municipios y el PNV ofrecía ir en todos. EA sería cabeza de lista en Alegría, Amurrio, Okondo y Asparrena (que ahora gobierna en solitario) y Salvatierra (lo hace en coalición con PNV). En Vizcaya: EA proponía ir en coalición en trece municipios y el PNV en treinta. El partido de Errazti encabezaría la lista en Bermeo, Meñaka, Trucíos y Zaratamo, todos ellos municipios que ahora gobierna en solitario. En Guipúzcoa: EA encabezaría la lista en Zarautz, Deba, Idiazabal y Bidegoyan (que ahora gobierna en solitario), además de Asteasu, Alegia, Zegama, Berastegi y Urretxu (lo hace con el PNV). El partido de Arzalluz ofrecía ir en coalición en 56 municipios y EA en dieciséis. En Navarra: EA ofrecía pactos en ocho municipios y el PNV en 41. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

- El secretario de Organización de EA, Rafael Larreina, explicó ayer que su formación no logró llegar a un acuerdo con el PNV para presentarse en coalición en los próximos comicios municipales y forales porque suponía perder el 90% de su representación en las alcaldías y el 30% de sus concejales. (…) El parlamentario del PNV, José Antonio Rubalkaba, aseguró ayer que, con la propuesta de coalición de su partido a EA para las próximas elecciones municipales y forales, no quita alcaldías a la formación dirigida por Begoña Errazti y consideró que Rafa Larreina «debe revisar sus datos». [DEIA]

Día 15:

   
 

- ¿Qué opina de la ruptura de la coalición con EA?: Son problemas de familia. Da la sensación de que el PNV quiere desprenderse de Eusko Alkartasuna, o al menos en algunos lugares donde EA puede tener menos presencia, y que algunos en el PNV piensan que las cuotas de poder que se le conceden a EA no van en relación con sus votos. No sé qué ocurrirá en Vitoria. Si se presentan por separado, se les duplica el problema. (Entrevista a Alfonso Alonso, alcalde de Vitoria). [EL PAIS]

- La ruptura de las negociaciones PNV-EA -concepto que ambos partidos se resisten todavía a utilizar en público- amenaza con abrir una brecha política en el nacionalismo democrático de difícil sutura. «Estas cosas siempre dejan huella», aseguró a este periódico el vicesecretario general de Eusko Alkartasuna, Rafael Larreina, en tono de advertencia. La formación que lidera Begoña Errazti está convencida de que el PNV ha actuado con «prepotencia» y ha puesto «condiciones imposibles», porque en ningún momento ha tenido voluntad de renovar la coalición electoral. «Se acabó. Piensan que nos van a reventar, bien porque aceptamos un acuerdo inaceptable o porque se va a montar en nuestro partido una gran bronca interna», indicó Larreina, después de recordar que ésta ha sido la negociación «más rara y extraña» a la que ha asistido en su vida. Ninguno de los dos partidos va a dar marcha atrás, salvo para alcanzar un improbable pacto para las Juntas Generales de los tres territorios vascos y de Navarra. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

 

 

Día 16:

 

-Esta plataforma, de la que usted es portavoz, ha decidido iniciar conversaciones con EA, Batasuna, IU-EB, Zutik y Batzarre para explorar acuerdos de cara a las próximas elecciones forales y municipales.: Nuestro objetivo es que no hay que excluir a nadie a la hora de buscar pactos a partir de nuestras resoluciones. Abrimos también la puerta a coaliciones diferentes en función de los territorios. Puede haber un determinado pacto en Navarra y en Alava, y otro en Guipúzcoa y Vizcaya, aunque en cualquier fórmula debiera figurar Aralar. ¿Ve viable un acuerdo de coalición con EA después de que haya fracasado su negociación con el PNV?: Veo serias dificultades porque hay diferencias políticas estratégicas y EA participa en el Gobierno vasco, con todo lo que eso implica. La lógica es que ellos fueran con el PNV, aunque parece que ahora se han roto las negociaciones. Tenemos que explicarles qué queremos. ¿Y qué quieren ustedes?: Aralar es un proyecto a largo plazo que tiene como objetivo fundamental crear las estructuras que hagan posible la consolidación política de un centro-izquierda abertzale amplio. Es cierto que hay muchas incógnitas: qué pasa con Batasuna, si puede presentarse o no; porque si no puede presentarse, sería un desastre no sólo desde el punto de vista democrático sino funcional. Y un objetivo a corto plazo es el cambio del Gobierno de Navarra. Es clave que deje de gobernar UPN. (Entrevista a Patxi Zabaleta) [EL DIARIO VASCO]

Día 18:

 

- Un día después de que la presidenta de EA, Begoña Errazti, indicara que no es conveniente «dar más vueltas» a la posibilidad de formar una coalición electoral con el PNV, el máximo responsable de EA de Gipuzkoa, Iñaki Galdos, reiteró ayer su apuesta por sellar ese pacto de cara a los comicios municipales y forales de 2003. «Tenemos la obligación de hacer otro intento, y yo voy a intentar lograr un acuerdo desde la lealtad y la responsabilidad», destacó Galdos en declaraciones a Euskadi Irratia. Además, aseguró que esa posición no es sólo mayoritaria en EA de Gipuzkoa, sino que también «en los demás territorios hay una gran mayoría partidaria de esa opinión». Galdos, que en los últimos años siempre ha defendido la vía de la colaboración con el PNV, comentó que tanto los dirigentes de su partido como los jeltzales deberían entender que su potencial electorado «no está a gusto con esta ruptura», ya que, en su opinión, «la gente quiere conformar una coalición y la sociedad en general no aceptaría que no formásemos la coalición». «Por eso, yo, como agente político, como presidente de EA de Gipuzkoa, quiero hacer caso a la sociedad y saciar su sed», apostilló Iñaki Galdos. [GARA]

 

Día 19:

 

- Cuando ya se daban por definitivamente rotas las negociaciones entre PNV y EA para conformar una coalición de cara a los comicios municipales de 2003, Joseba Egibar sorprendió ayer con un llamamiento a su socio de gobierno para que haga un «sobreesfuerzo» que permita retomar los contactos. (…) La negociadora del PNV Josune Ariztondo pidió, tras el fracaso de los contactos, el pasado día 11, que «no se maree la perdiz» y advirtió de que las negociaciones estaban «rotas absolutamente». Desde EA se acusó al PNV de «prepotencia» y de intentar laminarles. Gorka Knörr llegó a denunciar «el 'mobbing' político puro y duro» ejercido por los jeltzales contra su partido. Pese a todo lo anterior, Egibar aseguró que precisan de EA, «no para engordar al PNV» sino como un «servicio a este país», y que el partido de Errazti les necesita a ellos para proyectar su acción política, «con los matices y diferencias que son legítimas». Añadió que su formación iniciará una reflexión para «madurar su posición» y pidió a EA que también desarrolle un debate interno». «Si entienden que se puede hacer un esfuerzo, en el camino nos vamos a encontrar», indicó. En cuanto al plazo, lo situó en el límite establecido por la ley para presentar las candidaturas; es decir, 54 días antes de la celebración de los comicios. El portavoz del PNV considera que las próximas elecciones van a ser «eminentemente políticas», y que servirán para «medir la calidad democrática», en referencia al acoso terrorista y a la ilegalización de Batasuna. A su juicio, estas son las razones para que las opciones que se presenten sean «coherentes y compactas». La presidenta de EA, Begoña Errazti, expresó su «sorpresa» por las declaraciones de Egibar y prefirió no aventurar si el ofrecimiento responde a un cambio de actitud del PNV o una mera táctica de imagen. Al igual que Egibar, Errazti reconoció a este periódico que no han existido contactos entre los negociadores de los partidos tras la ruptura de los contactos. Dentro de una «cierta cautela», la líder de EA, que observa ahora una «predisposición y un talante diferente», aseguró mantener la «puerta abierta». Dijo no tener «inconveniente» para que el PNV inicie un tiempo de reflexión, y subrayó que EA «lo está haciendo de forma permanente». [EL CORREO ESPAÑOL]

 

Día 20:

 

- La asamblea regional de Eusko Alkartasuna de Gipuzkoa abogó ayer por realizar un «esfuerzo final» para retomar las conversaciones con el Partido Nacionalista Vasco en busca de una coalición en las próximas elecciones forales y municipales, ante el desacuerdo existente entre los dos partidos. Este órgano, convocado con carácter ordinario y con anterioridad a la ruptura de la negociación para examinar diferentes cuestiones, se decantó por mayoría por explorar hasta el final la posibilidad de una fórmula de alianza con los jeltzales «para no defraudar» al electorado. (…) A su vez, Gazte Abertzaleak (GA), las juventudes de EA, se mostraron ayer partidarias de que, si su partido llega finalmente a una coalición electoral con el PNV, el acuerdo se abra a formaciones como Aralar, y a otros miembros de movimientos sociales y sindicatos próximos al nacionalismo. El secretario general de GA, Andoni Iturzaeta, y el responsable de Comunicación de esta organización juvenil, Maiorga Ramírez, manifestaron que «sería interesante crear una plataforma con unos principios comunes, de cara a la solución del conflicto, que fuera lo más amplia posible y que no se redujera a dos partidos». [EL DIARIO VASCO]

 

Día 21:

 

El presidente de EA en Gipuzkoa, Iñaki Galdos, se mostró ayer convencido de que todavía «es posible retomar las negociaciones a nivel nacional» con el PNV para conformar una coalición electoral de cara a los comicios municipales y forales del próximo mayo. En declaraciones a Radio Euskadi, Galdos indicó que el acuerdo sería «un buen regalo de Olentzero». El líder guipuzcoano de EA emplazó a las ejecutivas de ambas formaciones a dialogar. A su juicio, los dos partidos «no pueden permitirse el lujo de cortar unas negociaciones con tanta prontitud» a pesar de las divergencias surgidas entre ambas fuerzas, que discrepan sobre si la coalición ha de ser global, como defiende el PNV, o restringida, y sobre las elecciones que han de tomarse como referencia para repartir los cabezas de lista. Galdos apuntó que «ir en solitario no beneficiaría ni a EA ni al PNV ni a Euskal Herria. [EL DIARIO VASCO]

 

- (…) Del mismo modo, y momentos antes de comparecer ante una reunión de compromisarios en el batzoki de Santurtzi, Arzalluz señaló que «a mí me gustaría que se produjera la coalición con EA. Hay una desazón en las dos partes, entre muchos nacionalistas, que no entienden el porqué del desacuerdo actual, ni tampoco quién tiene la culpa». [DEIA]

 

Día 22:

 

¿Por qué se han suspendido las negociaciones para conformar la coalición con EA?: En todo proceso de negociación se trata de acercar posiciones hasta confluir en un acuerdo. La paciencia y la perseverancia son necesarias para lograr acuerdos pero cuando las reuniones se alargan sin lograr ningún avance se corre el riesgo de que el proceso se pudra y las relaciones se deterioren. Ambos partidos llegamos a esa conclusión en la última reunión que mantuvimos y, viendo que no avanzábamos en la buena dirección, decidimos conjuntamente paralizar las negociaciones. Egibar hacia referencia a «diferencias sobre la prospectiva electoral»...: Si repasamos las hemerotecas veremos que las declaraciones de EA, casi de forma exclusiva, han ido en el sentido de subrayar que lo natural para un partido es defender el propio proyecto y que EA no se plantea, en principio, otra cosa que concurrir en solitario a las próximas elecciones. Por nuestra parte, a lo largo de todo este tiempo hemos apostado por la coalición con EA y por hacerlo de manera global porque, sin ánimo de molestar, hemos creído y seguimos creyendo que compartimos un suelo programático importantísimo, cual es el "nuevo pacto político para la convivencia" sobre el que podemos construir programas concretos que respondan a los retos de la ciudadanía de los diferentes territorios y municipios. El PNV ha enfatizado la necesidad de un acuerdo global.: De experiencias anteriores hemos aprendido, al menos, dos cosas: una, que el factor tiempo es vital; disponer de tiempo para explicar los programas y para ir a un amplio número de municipios a plantear propuestas electorales es fundamental. Lo mismo que lo es alcanzar un acuerdo sin fisuras, que ilusione a toda la ciudadanía independientemente de la localidad en la que viva cada cual. Nuestra apuesta no es sólo la de ir en coalición a los lugares en los que exista un riesgo determinado sino en el sentido de movilizar a la ciudadanía desde el nacionalismo que representamos los dos partidos. (Entrevista a Josune Ariztondo) [DEIA]

 

- EA y PNV dicen querer la coalición. ¿Qué impide dar forma a ese deseo?: Ha habido dos motivos que nos han llevado a la actual situación: el ámbito de aplicación y el criterio de conformación de la coalición. EA ha dicho con total claridad, lo dijo la Asamblea Nacional y lo están diciendo todos los órganos del partido de forma unánime, que la propuesta del PNV es inaceptable. En todo caso, seguimos sentados a la mesa y con la puerta abierta. Es imprescindible reconocer la representación de cada uno de los partidos para pasar después a hablar de los términos programáticos del acuerdo. Queremos dar cohesión institucional a la "propuesta para la convivencia" del Gobierno vasco. (…) ¿Este desencuentro negociador con el PNV puede tener su reflejo en el Gobierno vasco?: Son ámbitos diferentes, pero la cohesión institucional es importante. Si no se produce en todos los ámbitos, se resiente en todos ellos, también en el Gobierno vasco. El PNV debe de hacer esa reflexión. No vale decir: "aquí utilizamos a EA, y aquí queremos castigarlo". Eso, al final, tiene una repercusión global, y tenemos antecedentes como el de 1991, cuando conformábamos el Gobierno vasco con el PNV y EE y tras unas elecciones municipales el primero optó por una alianza con el PSE. ¿Creen posible que eso se repita?: Ese escenario siempre está encima de la mesa y no oculto que hay gente en EA que piensa que la cerrazón del PNV en la negociación y la imposición de un criterio lesivo para nosotros puede ser el inicio de una especie de ciaboga para llegar a acuerdos institucionales con otros, en concreto con el PSE-EE. Nosotros, por nuestra parte, tenemos claro que vamos a ser leales a la palabra dada a los ciudadanos en las elecciones del 13 de mayo de 2001.(Entrevista a Rafa Larreina) [DEIA]

 

Día 26:

- Eusko Alkartasuna celebrará el 10 de enero la asamblea nacional en la que decidirá oficialmente si reanuda la negociación con el PNV con el fin de formar una coalición electoral para los comicios municipales y forales de próximo mes de mayo, suspendida hace dos semanas sin resultados. Aunque inicialmente la asamblea iba a celebrarse el 28 de diciembre, la ejecutiva nacional ha ampliado a mediados de enero el plazo para la adopción de una decisión -o ratificar oficialmente la ruptura o reanudar las conversaciones- que quedó en suspenso por parte de las comisiones negociadoras de ambos partidos. Aunque sin ser definitiva, esa ruptura posibilita que en este plazo EA explore con Aralar, la formación escindida de Batasuna, las posibilidades de alcanzar un acuerdo electoral. El portavoz de la ejecutiva del PNV, Joseba Egibar, pidió oficialmente, días después de la ruptura, una nueva oportunidad para alcanzar entre los nacionalistas un acuerdo de coalición equivalente al que les dio la victoria el 13-M para mantenerse en el Gobierno vasco, con el fin de impulsar al proyecto soberanista recién presentado por el lehendakari Juan José Ibarretxe. [EL PAIS]

 

Día 27:

- Una semana después de que el PNV pidiera un esfuerzo a EA para retomar las negociaciones en aras a conformar una coalición para las próximas elecciones, la diputada de EA Begoña Lasagabaster afirmó ayer que su formación «mantiene la puerta abierta» y «no tiene ningún inconveniente» para proseguir los encuentros. Lasagabaster, que compareció junto a la senadora Inmaculada Boneta, aseguró que en las reuniones entre ambas formaciones se han producido «discrepancias muy importantes». Ante ello, consideró que «la cuestión clave» es «aplicar el mismo referente» que el utilizado en los comicios de 1999, ya que, a su juicio, una modificación «tendría consecuencias muy graves» para EA. Manifestó que las negociaciones «siempre tienen que tener una dimensión nacional de partido», por lo que las conversaciones con el PNV correrán a cargo de la Ejecutiva Nacional de EA, aunque «también con una relación directa y participativa de los presidentes de las regionales». [GARA]

 

Día 31:

 

- Las negociaciones entre PNV y EA para alcanzar un acuerdo de coalición de cara a las elecciones municipales y forales de 2003 entraron ayer en fase de deshielo. Después de que ambos partidos las dieran por definitivamente rotas a mediados de mes, y tras un posterior período de 'impasse' en el que las dos partes reiteraron sin efectos prácticos su voluntad de intentarlo de nuevo, el portavoz jeltzale, Joseba Egibar, salió a la palestra para anunciar oficialmente que los peneuvistas están dispuestos a retomar «cuanto antes» las conversaciones con la formación de Begoña Errazti. Según explicó Egibar en una comparecencia posterior a la reunión semanal del Euzkadi buru batzar, la ejecutiva ratificó la «conveniencia» de regresar a la mesa de negociación «en el plazo más breve posible» para intentar cerrar un pacto con EA (…) Egibar concluyó su breve intervención con una matización de calado: el PNV reabrirá las conversaciones «salvo que EA llegue a algún acuerdo en las negociaciones que está manteniendo con otra formación política», en referencia a Aralar. Este comentario provocó la primera fricción con sus interlocutores, cuya respuesta no se hizo esperar. El secretario de Organización de EA y miembro de la comisión negociadora, Rafael Larreina, acusó a Egibar de «mentir» a sabiendas de que su partido no mantiene en este momento ningún contacto «formal» con Aralar con vistas a una hipotética coalición. «Ya dijimos que no negociaríamos a tres bandas mientras se mantuvieran abiertas las conversaciones con el PNV. Y nosotros no nos hemos movido de la mesa de negociación. Seguimos sentados y con la puerta abierta». De hecho, Larreina manifestó su «alegría» por el hecho de que «los representantes territoriales del PNV hayan convencido al EBB de la necesidad de retomar las negociaciones» -así interpreta EA el último movimiento de los jeltzales-, si bien redujo las conversaciones «avanzadas» a las que aludió Egibar a meros contactos «de pasillo» que habrán de concretarse en la mesa de negociación. En cualquier caso, el dirigente de EA reiteró su condición de que se tomen como referencia los resultados de las elecciones municipales de 1999 y no los de las generales de 2000, como pretendía el PNV, para que el acercamiento sea definitivo. Además, instó a los peneuvistas a no «retrasar» más las reuniones que EA, según dijo, ha querido siempre mantener. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

 

 

 

 

 

ENERO - 2003

 

Día 02:

 

- La presidenta de EA, Begoña Errazti,sostiene que su formación está dispuesta a negociar con el PNV un posible acuerdo para concurrir a las próximas elecciones municipales «porque el interés general lo justifica», y niega la existencia de conversaciones en este sentido con Aralar. En declaraciones realizadas el pasado 31 de diciembre, Errazti aseguró que EA «no se ha movido de la mesa de negociación» y, por ello, mostró su sorpresa ante el nuevo emplazamiento del Euskadi Buru Batzar (EBB) para reanudar las conversaciones entre los dos partidos. Según censuró, «quienes han retrasado reuniones han sido el PNV y me alegro si se ha planteado que la ciudadanía vasca se merece el respeto suficiente para estar hablando con otra fuerza política». [EL DIARIO VASCO]

 

Día 03:

 

- La diputada de Eusko Alkartasuna, Begoña Lasagabaster, pidió ayer al PNV que concrete «lugar, día y hora» para que ambas formaciones se reúnan para negociar un posible acuerdo para acudir en coalición a las elecciones municipales y forales del próximo mes de mayo. Además, negó que EA mantenga contactos con otros partidos -en relación a Aralar- de cara a un posible consenso electoral. [EL DIARIO VASCO]

Día 05:

   
 

- Representantes de PNV y EA manifestaron ayer que «en próximos días» se reanudarán las negociaciones en aras a lograr un acuerdo para concurrir en coalición a las elecciones previstas para la primavera. Aseguraron que en ambas partes existen «voluntad» para sellar un acuerdo. El parlamentario del PNV José Antonio Rubalkaba señaló que «se ha concertado» una reunión de las comisiones negociadoras de ambas formaciones para las próximas fechas. «Debatiremos y discutiremos y yo creo que, si hay voluntad por las dos partes, no será muy difícil que podamos llegar a un acuerdo», indicó el dirigente jeltzale. Por su parte, la portavoz de la Ejecutiva de EA, Onintza Lasa, señaló que su formación «ya ha manifestado por activa y por pasiva que existe una total voluntad» para llegar a un acuerdo «en el que se sientan cómodas ambas partes». [GARA]

 

Día 08:

   
 

- Fuentes de los dos partidos indicaron ayer que dirigentes de PNV y EA se reunirán esta semana, probablemente el jueves, para intentar avanzar en las negociaciones. No obstante, aseguraron que las entrevistas se llevarán a cabo con «absoluta discreción». [GARA]

Día 09:

 

- Eusko Alkartasuna se muestra dispuesta a pactar una coalición con el Partido Nacionalista Vasco para las próximas elecciones forales y municipales en aquellos municipios de «difícil convivencia», en implícita referencia a localidades de fuerte presencia de la izquierda abertzale. Las delegaciones de los dos partidos se reunirán hoy para reanudar la negociación que se interrumpió el pasado 11 de diciembre por diferencias entre sendas formaciones respecto al alcance del pacto. La actitud entre ambos partidos está marcada por cierto recelo pese a las declaraciones públicas a favor de la búsqueda de un acuerdo definitivo y las presiones efectuadas desde las respectivas organizaciones. (…) La candidatura de San Sebastián puede provocar un serio escollo en la negociación al menos mientras PNV y EA mantengan sus criterios. El PNV descarta que vaya a retirar a Román Sudupe como candidato a la Alcaldía. EA, a su vez, reivindica su derecho a decidir la cabecera de cartel y a liderar la coalición, al igual que en 1999 con Enrique Arana. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 10:

 

- La primera reunión entre el PNV y EA celebrada ayer para formar una coalición para las próximas elecciones forales y municipales constató algunos «avances». Sin embargo, los dos partidos coinciden en que aún es prematuro aventurar si la negociación se ha reconducido de forma definitiva. Las dos delegaciones, reunidas por espacio de dos horas en la sede de EA en Bilbao, apreciaron que «el clima es distinto», en relación al desbloqueo del diálogo mantenido entre las dos comisiones negociadoras. Las dos formaciones volverán a reunirse en los próximos días ya con propuestas concretas. [EL DIARIO VASCO]

Día 11:

- Aralar anunció ayer la ruptura de los contactos mantenidos con EA para alcanzar un acuerdo de cara a las próximas elecciones municipales, mientras la formación política liderada por Begoña Errazti negó que se hayan producido negociaciones entre ambas fuerzas. (…) Tras el anuncio de Aralar, EA, a través de otro comunicado, negó «categóricamente» haber mantenido negociaciones con Aralar para buscar un acuerdo electoral. Enmarcó sus contactos dentro de las conversaciones habituales «con las formaciones políticas que lo deseen», y recordó su compromiso «público y privado» de no abordar ninguna negociación con otro partido «hasta no haber finalizado el proceso iniciado con el PNV». [EL DIARIO VASCO]

   

Día 12:

 

- El proceso negociador en el que PNV y EA se encuentran inmersos al objeto de conformar una coalición de cara a las elecciones de mayo entra esta semana en una fase decisiva a la hora de ultimar un acuerdo, a tenor de los altos niveles de consenso conseguidos entre ambas partes, particularmente entre las ejecutivas de Gipuzkoa y Araba, según trascendió el viernes a partir de declaraciones del propio presidente del EBB, Xabier Arzalluz. Según fuentes de ambos partidos, el principal escollo para cerrar el acuerdo residiría en los planteamientos realizados por las ejecutivas vizcainas. Respecto a la posibilidad de cerrar un acuerdo en breve, el secretario de Organización de EA, Rafael Larreina, reacio a avanzar plazos, señaló ayer que ambas partes desean que se alcance «cuanto antes» y no descartó que pueda presentarse a la asamblea que su formación tiene convocada, aunque no con ese fin, para esta semana. Ambas partes volverán a reunirse mañana y, aunque no ocultan la existencia de dificultades para alcanzar el acuerdo, mantienen discreción sobre los contenidos que producen el desencuentro. [GARA]

 

Día 13:

 

- Ayer mismo, los parlamentarios de PNV y EA, José Antonio Rubalkaba y Rafael Larreina, respectivamente, reiteraban su intención de realizar los esfuerzos necesarios para avanzar en la negociación. Rubalkaba reconocía que todavía persistían las dificultades, pero que existía voluntad por ambas partes para tratar de superar las mismas. Por su parte, Larreina destacaba que ambos partidos están trabajando «en serio» y con «un espíritu constructivo» para intentar llegar a un acuerdo. De hecho, fuentes próximas a la negociación recalcaron que el ambiente de la misma es mucho más distendido que durante las conversaciones mantenidas antes de Navidad e incluso adelantan que esta semana se podría cerrar el acuerdo con una coalición «amplia» en la que ambas formaciones habrían variado sus posturas y cedido respecto a las pretensiones iniciales reflejadas en la primera fase de las negociaciones. [DEIA]

   
 

- La mano del lehendakari, que logró descongelar el desacuerdo con el que se rompió en diciembre la negociación, ha sido fundamental para que el PNV repensara sus planteamientos. El valor estratégico de una coalición PNV-EA es evidente. Pero ambos partidos se juegan no sólo un largo listado de alcaldías y la hegemonía del nacionalismo democrático en el País Vasco, sino también la batalla de Alava. En este territorio, el PP fue la lista más votada hace cuatro años y, con el apoyo de los socialistas, los populares se hicieron con los gobiernos de la Diputación y el Ayuntamiento de la capital. [EL MUNDO]

 

Día 14:

   
 

- El presidente del BBB del PNV, Iñigo Urkullu, espera que esta semana se llegue a un acuerdo de coalición con EA «lo más global posible» para las próximas elecciones municipales y forales, después de que la pasada semana se reanudaran los contactos suspendidos el 11 de diciembre. En una entrevista concedida a ETB, Urkullu dijo que ambas formaciones nacionalistas «profundizarán» en la «voluntad de diálogo» que, según precisó, «se vislumbró» en la reunión mantenida el pasado jueves. A su juicio, los escollos no radican en la candidatura a la Alcaldía de Donostia de Román Sudupe, «porque ni siquiera hemos entrado en la concreción a tal extremo». «Estamos profundizando en esa voluntad de coalición preelectoral a las próximas elecciones municipales y forales y esa voluntad hace analizar lo que es esa aspiración de una coalición lo más global posible afectando a todos los territorios», añadió. Tras destacar la existencia del «propio proyecto político-ideológico diferenciado» de PNV y EA, apuntó que existen «algunas bases comunes para trabajar» de cara a las elecciones. [DEIA]

 

- PNV y EA mantienen discrepancias para alcanzar un acuerdo de coalición global para las próximas elecciones municipales y forales. La reunión celebrada ayer por delegaciones de ambos partidos sirvió para evidenciar la voluntad política de buscar un compromiso, pero también para retratar las dificultades de un proceso que ya se suspendió en diciembre ante las discrepancias surgidas en la negociación. Las reservas de EA a ir en coalición en determinadas localidades explican el desacuerdo, aunque las dos formaciones volverán a reunirse en los próximos días. (…) Sí parece existir un acercamiento en el debate sobre la referencia electoral a la que se recurriría para elaborar las candidaturas, un asunto que desencadenó, en parte, la ruptura de las conversaciones en diciembre. El PNV defiende que las candidaturas se elaboren a partir de las elecciones generales de 2000, aunque admite salvedades. A su vez, EA esgrime el respeto a los últimos comicios locales, que, por otra parte, se remontan a la representación del mapa electoral de 1995. Un estatus inasumible para los jeltzales en la medida en la que no reflejaría, a su juicio, la relación de fuerzas actual entre PNV y EA. Ambos partidos estudian una fórmula intermedia entre resultados de 2000 y de 1999 y, que, a la vez, contemple el consenso para pactar los candidatos en determinados municipios. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

Día 15:

 

- El Partido Nacionalista Vasco y Eusko Alkartasuna mantienen aún diferencias para ir en coalición en las próximas elecciones municipales y forales en una veintena de municipios, a pesar de haber acercado posiciones. No obstante, las comisiones del PNV y EA han entrado ya en un nivel de considerable concreción e intentarán esta misma semana cerrar un pacto definitivo respecto al listado preciso de localidades en las que ambas fuerzas políticas están dispuestas a concurrir en una alianza electoral. Según fuentes de la negociación, el mayor desacuerdo gira alrededor de una veintena de municipios. En concreto, EA no acepta la propuesta de coalición formulada por el PNV en Tolosa, Azkoitia, Azpeitia, Zumaia, Usurbil, Zestoa, Aretxabaleta, Antzuola, Elgoibar y Mutriku, en Gipuzkoa; en Basauri, Sopuerta, Amorebieta, Gatika, Ortuella, Balmaseda, Lekeitio y Ondarroa, en Vizcaya; y en Llodio y Dulantzi, en Alava. El encuentro de mañana puede ser decisivo para despejar el camino. [EL DIARIO VASCO]

Día 16:

- La reunión que PNV y EA tenían prevista inicialmente para hoy con el objetivo de continuar con las negociaciones de cara a conformar una coalición electoral para las elecciones municipales y forales del 25 de mayo se ha aplazado hasta el próximo sábado. La celebración, mañana, de la Asamblea Nacional de EA parece ser el elemento determinante que explicaría el aplazamiento, aunque desde la formación que preside Begoña Errazti se aludió a «problemas de agenda» como principal motivo del retraso. Por su parte, fuentes del PNV manifestaron a DEIA su deseo de proseguir «lo más rápidamente posible» con las reuniones para llegar a un acuerdo definitivo que permita repetir la experiencia de las elecciones autonómicas de 2001 que dieron la victoria al lehendakari Ibarretxe. [DEIA]

- La reanudación de las conversaciones entre el PNV y EA para sellar una coalición ante las próximas elecciones municipales exigió la intervención del propio lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien no pudo evitar la declaración oficial de ruptura de la negociación en diciembre. El lehendakari quiere revalidar el éxito de las autonómicas de 2001 con un buen resultado en mayo. El partido de Begoña Errazti no quiso hablar de coalición electoral antes de que el PNV se comprometiera públicamente con el plan de libre asociación que Ibarretxe presentó en el Parlamento. El anuncio de la ruptura de las negociaciones supuso una considerable decepción en el mundo nacionalista y en las bases de ambos partidos, que recogieron multitud de reproches, a los que se refirió el presidente del PNV, Xavier Arzalluz, con una de sus castizas frases: "Muchos nacionalistas dirán: 'Si nos sois capaces de poneros de acuerdo ni entre vosotros, agur Ben Hur". [EL PAIS]

Día 17:

 

- La diputada de EA en el Congreso, Begoña Lasagabaster, confirmó ayer que su formación se reunirá mañana en Bizkaia con representantes de PNV para negociar la formación de coaliciones en las próximas elecciones municipales y forales, al tiempo que negó rotundamente que existan acuerdos de estas características «a nivel regional». La parlamentaria insistió en que lo único que ha habido en el ámbito regional son «conversaciones». En este sentido, argumentó que estas decisiones se adoptan siempre «a nivel nacional» y todos los acuerdos anteriores «han sido nacionales». [DEIA]

Día 19:

 

- Las negociaciones que están llevando a cabo PNV y EA para conformar una coalición electoral de cara a las elecciones municipales y forales del próximo 25 de mayo entraron ayer en una fase decisiva al dar el partido jeltzale un plazo de 48 horas a la formación presidida por Begoña Errazti para que dé a conocer si está o no de acuerdo con el marco de negociación que define la propuesta que los primeros han puesto sobre la mesa. [DEIA]

- ¿Habrá al final coalición PNV-EA?: La coalición es inevitable, entre otras cosas por la situación del país, y porque las discrepancias no son tan fuertes, la verdad. Yo nunca entendí la ruptura histórica del nacionalismo vasco. El PNV mantiene esos tics de prepotencia, como lo ha demostrado al nominar a Román Sudupe como candidato a la Alcaldía donostiarra. Yo le tengo a Román un aprecio enorme y si es candidato no me duelen prendas en decir que le apoyaré, pero así no se hacen las cosas. Soy defensor acérrimo de una especie de CiU a la vasca. Pero el nacionalismo no tiene derecho a tener su centro-derecha y su centro-izquierda... ¿La composición sociológica que los votantes de EA están más a la izquierda que los del PNV, que está muy asociado a la gente mayor y a la tradición, justifica que haya dos partidos cuando tenemos un problema básico? Yo creo que no, que la acumulación de fuerzas debe ser prioritaria sobre lo otro. ¿Se puede decir como se decía al principio de la ruptura que el PNV es democristiano y EA socialdemócrata? No. ¿Se puede decir que la línea oficial de EA es más independentista que la del PNV? La verdadera seña de identidad es la radicalidad democrática y su talante cívico y no prepotente. (Entrevista a Javier Elzo) [EL DIARIO VASCO]

   
 

Día 20:

 

- El PNV advirtió ayer a EA de que no se puede demorar ya más la presentación de las candidaturas para las próximas elecciones forales y municipales de mayo, y expresó su deseo de cerrar cuanto antes un acuerdo de coalición definitivo ante los escollos existentes tras meses de conversaciones. La secretaria de la ejecutiva peneuvista, Josune Ariztondo, argumentó que «ya hay candidaturas que ya ponen hasta el último de la fila en el Ayuntamiento de Bilbao», en referencia a la incorporación del presidente del Gobierno, José María Aznar, a la lista electoral que el PP presenta en la capital vizcaína. Por ello, Ariztondo, integrante de la comisión negociadora del partido jeltzale, consideró, en declaraciones a Radio Nacional, que PNV y EA no pueden demorar ya más «la presentación de candidaturas, la elaboración de programas, los mensajes a la ciudadanía, el balance de lo que en estos años se ha hecho y la carta de presentación de lo que queremos hacer en los próximos años». (…) EA no acepta la propuesta de coalición formulada por el PNV en una veintena de municipios, en su mayoría guipuzcoanos, aunque fuentes próximas a la negociación cree que estas discrepancias no deben impedir un acuerdo final. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 21:

   
 

- Ayer mismo, el consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social de Lakua, Joseba Azkarraga, se quejó de que mientras su partido, EA, «está poniendo todo el énfasis en el acuerdo y está cediendo de manera constante en sus posiciones iniciales, el PNV se está moviendo poquísimo». En declaraciones a Radio Euskadi, Azkarraga expresó su deseo de que finalmente haya un acuerdo, si bien agregó que si no se logra «cada uno será responsable de sus actos. Pero lo que EA no va a hacer es ir a unas elecciones con otro partido político perdiendo parte importante de la representación que tiene en estos momentos en los ayuntamientos en beneficio del otro partido político». Afirmó que «un acuerdo es aquél en el que ambos tienen que ganar y, sobre todo, tiene que ganar la sociedad vasca», tras lo cual indicó que «si hay que esperar una semana o diez días más hablando de estas cosas», EA lo hará porque «es importante hacerlo». [GARA]

 

Día 22:

   
 

- El PNV dirigió ayer un ultimátum a EA para que responda en las próximas horas a su propuesta de coalición en las elecciones forales y municipales y no demore más las conversaciones. Las direcciones de ambos partidos mantienen abierta una línea permanente de contactos. La negociación entra ya en su recta final tras el encuentro del pasado sábado y la persistencia de diferencias. La secretaria del Euzkadi Buru Batzar, Josune Aristondo, se puso ayer en contacto telefónico con el secretario de Organización de EA, Rafael Larreina, para expresar el emplazamiento de su partido, a la espera de una respuesta oficial. Hasta el momento, EA ha considerado inaceptable la oferta jeltzale. Las diferencias se centran, en especial, en una veintena de municipios guipuzcoanos donde no hay acuerdo para ensayar una entente. (…) La idea del PNV se basa en la posibilidad de alcanzar un pacto entre ambos partidos en 32 municipios de Vizcaya, que engloban el 85% de censo electoral de este territorio, frente a los 18 de las últimas municipales; en 56 de Gipuzkoa, y en todos los de Alava. Desde la cúpula de EA, sin embargo, se reclama una mayor flexibilidad al PNV para cerrar un pacto y se asegura que la propuesta jeltzale recoge criterios de representación que provocarían que su partido perdiera una parte de cargos públicos. «EA quiere una cuota de cargos públicos que no gana en las urnas», replican dirigentes peneuvistas. Un escollo sensible de las conversaciones entre PNV y EA gira alrededor de las gestiones que responsables regionales de los dos partidos han mantenido en las últimas semanas. El PNV asegura que existía un amplio preacuerdo entre las direcciones territoriales de ambos partidos. La Ejecutiva Nacional de EA lo desmiente y limita esta operación a conversaciones preliminares. (…) Según el PNV, los criterios utilizados para elegir a los aspirantes a las alcaldías responden a un promedio de todas las elecciones desde 1995 [EL DIARIO VASCO]

Día 23:

 

- La dirección del PNV no ha querido esperar más y ayer mismo anunció unilateralmente que da por rotas sus negociaciones con Eusko Alkartasuna, sin haber alcanzado un acuerdo de coalición para las elecciones municipales Esta salida sorprendió a la propia dirección de EA, que mantenía los contactos abiertos e, incluso, ayer mismo esperaba seguir hablando. La Ejecutiva del PNV descargó toda la responsabilidad sobre sus interlocutores. Los dirigentes Josune Ariztondo y José Antonio Rubalkaba se aferraron a su última propuesta del 9 de enero, que mantuvieron el pasado sábado ante la mesa de negociación. Dieron oficialmente el acuerdo por imposible alegando que durante estos tres días no han recibido una respuesta positiva por parte de EA, cuando sostuvieron que ambas partes se dieron el sábado un plazo de 48 horas. (…) La formación de Begoña Errazti consideró «incomprensible» la actitud del PNV, y quiso dejar claro que su voluntad «ha sido encontrar un acuerdo justo y equilibrado». [EL MUNDO]

   
 

- PNV y EA escenificaron ayer, por segunda vez en menos de cuarenta días, la «ruptura oficial» de las negociaciones que mantienen desde hace meses para renovar su coalición de cara a las elecciones municipales de mayo. El pasado 11 de diciembre, los dos partidos se tiraron los trastos a la cabeza y aseguraron que los contactos estaban definitivamente rotos. Poco después, retomaron los encuentros y, pese a que ambas partes constataron avances, ayer volvieron a hacer público su fracaso. Sólo el tiempo dirá si a la segunda va la vencida o si las delegaciones negociadoras realizarán un tercer y postrero intento para tratar de llegar a un acuerdo. A escasos cuatro meses de la celebración de los comicios - fijados para el 25 de mayo- es precisamente el factor tiempo el principal enemigo para que PNV y EA puedan llegar a un pacto que les permita concurrir juntos a los comicios locales. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

Día 24:

 

 

- «Decepción y profunda tristeza». Ese es el sentimiento en las filas de Eusko Alkartasuna tras la segunda, y al parecer definitiva, ruptura de las conversaciones que mantenía con el PNV para concurrir en coalición a las elecciones municipales. Rafael Larreina y Javier Caño, miembros de la comisión negociadora de EA, constataron ayer la incapacidad de los dos partidos para alcanzar un acuerdo y acusaron al PNV de poner fin a los contactos de forma unilateral. «EA era partidaria de la coalición y lo sigue siendo», insistió Caño. «Nosotros seguimos sentados a la mesa. Son ellos los que se han levantado». Josune Ariztondo, secretaria general del PNV, culpó por su parte a la delegación de EA, en unas declaraciones a 'Radio Euskadi', de «carecer de voluntad real» para alcanzar un acuerdo. No obstante, fue el partido de Arzalluz el que rompió la baraja, al dar un «ultimátum» de 48 horas y al comunicar el miércoles, mediante un fax fechado la víspera, el fin de las negociaciones, cuando, según Larreina había existido un «gran esfuerzo de aproximación» y la convicción de que el acuerdo podía ser posible «en escasas horas». ¿Por qué se ha producido una negociación tan atípica? ¿Por qué han fracasado dos veces en el intento de concurrir juntos a las municipales de mayo, produciendo una decepción de gran calibre entre muchos afiliados y votantes de ambas formaciones? Según los observadores consultados, el PNV y EA no han concurrido a estos contactos con el mismo convencimiento que demostraron en las elecciones autonómicas del 13 de mayo de 2001. Ninguno de los dos -sobre todo el PNV- considera que, en esta ocasión, la suma de las dos siglas sea la opción más ventajosa. Ambos recuerdan que la coalición para las municipales de 1999 fue un fracaso y un retroceso en número de alcaldes y concejales, con relación a las de 1995. Quizá esta circunstancia explique, en parte, por qué, Joseba Egibar, un 'clásico' en estas negociaciones, no haya estado en la delegación del PNV, o por qué los más proclives al acuerdo en EA - los guipuzcoanos de Iñaki Galdos- tampoco estuvieran invitados a los contactos. (…) La dirección de EA, por su parte, también considera que ir por separado podría tener ventajas. En los últimos tres años, este partido no ha dado señales de vida electoral en solitario, y podría tener la tentación de testar su fuerza real para reafirmar su estructura local. Sabe, además que las elecciones municipales son las más idóneas para realizar esta comprobación. EA cree inviable un tercer intento de negociación. [EL CORREO ESPAÑOL]

- La secretaria del EBB del PNV, Josune Ariztondo, rechazó ayer que la ruptura de las negociaciones con EA se deba al inicio de contactos de la formación jeltzale con los socialistas, tal como el miércoles afirmó el ex presidente de EA, Carlos Garaikoetxea. En declaraciones a Euskadi Irratia, Ariztondo señaló que, «si eso fuera cierto», el PNV no habría estado, «desde hace ocho meses», pidiendo, «en público y privado», reuniones para conformar coalición. [DEIA]

 

Día 25:

 

- El lehendakari Juan José Ibarretxe manifestó ayer su "incredulidad" por la ruptura de la negociacion entre PNV y EA para concurrir en coalición a los comicios municipales de mayo. Este sentimiento expresado por Ibarretxe sintoniza con un estado de ánimo que parecía estar generalizado en la militancia de ambos partidos a la vista de las numerosas voces -entre ellas, los candidatos del PNV a las alcadías de las tres capitales vascas- que a lo largo del día de ayer se mostraron partidarios de retomar la negociación. Ibarretxe, que ya intervino en diciembre para reconducir discretamente la difícil situación que supuso la primera ruptura, utilizó esta vez un tono contundente y cargado de reproche hacia ambos partidos, al referirse al crítico momento actual. La coalición "era, es y será absolutamente necesaria, porque constituye un instrumento de una potencia brutal para mantener la ilusión que se generó en aquel 13 de mayo", dijo Ibarretxe. [EL PAIS]

   
 

- El consejero vasco de Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga, apostó ayer porque «una personalidad con cierta autoridad moral» redacte un «documento básico» para intentar lograr una coalición entre PNV y EA de cara a las próximas elecciones municipales y forales. En declaraciones a Euskadi Irratia, Intxaurraga afirmó que el citado documento debería ser «como para que las dos partes se sintieran cómodas, luego pasarlo a un lado y a otro y, si se está de acuerdo, desarrollarlo a nivel de territorios y de ayuntamientos». Respecto a quién podría ser la «personalidad con cierta autoridad moral» que Intxaurraga propone para que redacte el citado «documento básico», el consejero de EA afirmó que «no sé si Ibarretxe, pero por qué no». Así, el consejero de Medio Ambiente abogó por utilizar «medios indirectos» para continuar con las negociaciones entre PNV y EA, ya que, en su opinión, «tal como están las cosas, hacer algún intento directo lo veo muy difícil».En este sentido, Intxaurraga hizo un llamamiento a la discreción. [DEIA]

 

- Según eso, ¿estaría la pelota en el tejado de EA o ya se ha acabado el partido?: En el supuesto de que la ejecutiva Nacional de EA se aviniera a lo que acordaron las ejecutivas de Gipuzkoa y Araba, las cosas podrían cambiar. Por su parte, la dirección nacional de EA dice que ni en Araba ni en Nafarroa hay problemas, que lo de Bizkaia era cuestión de algún trabajo añadido y que las mayores dificultades están en Gipuzkoa, pero como en este último territorio ambas ejecutivas ya tenemos todos los mimbres para el acuerdo, es en el tejado de EA en el que está la pelota. Bastaría con que la dirección nacional de EA ratificara los preacuerdos alcanzados para que la cosa pudiera cambiar radicalmente. Así de sencillo y así de complicado. (…) ¿Qué opina de la última propuesta de Intxaurraga de apelar a la "autoridad moral" del lehendakari?: Creo que obedece un problema interno de EA. Tiene un problema de conciencia porque no ha estado a las altura de las circunstancias y por eso recurre a una persona indiscutible, a un auténtico líder que concita el apoyo unánime de la inmensa mayoría de los nacionalistas democráticos. Lo hace para eludir su responsabilidad en esta cuestión y no nos parece nada bien. (Entrevista a Juan María Juaristi) [DEIA]

 

- ¿Es cierto que siguen sentados en la mesa de negociación?: Pues sí porque la voluntad de Eusko Alkartasuna ha sido desde el principio, llegar a un acuerdo en unos ámbitos y sobre todo, en una apuesta política. Y seguimos estando en la misma línea de impulsar el liderazgo en las fuerzas soberanistas, comprometidas en unos derechos humanos en todas las instituciones vascas. (…) ¿Mantienen que ha sido el PNV quien de forma "radical y no consensuada" interrumpió la conversación?: Pues sí. EA recibió un fax, no lo envió. Incluso no se ha contestado a nuestras llamadas. (…) ¿Ha habido algún contacto entre EA y PNV después de que se dieron a conocer los comunicados? No, no ha habido ningún contacto. Yo llamé, varias veces, al PNV antes de recibir el fax y después, que no han tenido contestación. También hubo una llamada, tras conocer la ruptura, de Begoña Errazti a Xabier Arzalluz, que tampoco se pudo materializar. (…) Como portavoz de EA, Rafael Larreina insiste en que ellos siguen en la línea de impulsar el liderazgo de las fuerzas soberanistas. Y asegura que no encuentra razones lógicas para la ruptura de conversaciones a no ser un giro político del PNV hacia el PSE. De todas formas, todavía apuesta por un tercer intento. (Entrevista a Rafa Larreina) [DEIA]

 

Día 26:

   
 

- Eusko Alkartasuna juega de nuevo la baza del lehendakari para intentar retomar las negociaciones con el PNV, que los jeltzales dieron por rotas el pasado miércoles tras haber lanzado un ultimátum a sus interlocutores. El consejero de Justicia y 'hombre fuerte' de EA en el Gobierno, Joseba Azkarraga, pidió un aparte con Ibarretxe para repasar con él el estado de las conversaciones en la reunión del Ejecutivo celebrada el martes. Según fuentes de la formación abertzale, los contactos se reprodujeron una vez consumada la ruptura y después de que Begoña Errazti intentara ponerse en comunicación, «sin respuesta», con Xabier Arzalluz. Portavoces de Presidencia señalaron a este periódico que Ibarretxe tiene «la voluntad» de hacer lo que esté en su mano, aunque se resistieron a hablar de mediación cuando los protagonistas del proceso son «los dos partidos». [EL CORREO ESPAÑOL]

 

- ¿Qué piensa del fracaso de las negociaciones entre el PNV y EA?: Yo siempre he sido un defensor acérrimo de que había que cicatrizar todas las heridas de la escisión. Un acuerdo de coalición las hubiera cerrado. Volver a pensar en un único partido nacionalista o en las aspiraciones que algunos tienen de hegemonismo de cada una de las dos partes no tiene ningún sentido. Lo que había hecho la coalición era suscitar mucho entusiasmo y, ciertamente, lo que uno piensa ahora, y que coincide con lo que piensa mucha gente del mundo nacionalista, y también del mundo no nacionalista, era que representaba una esperanza del nacionalismo democrático en activo. Todos esperábamos que se hubiera podido producir un acuerdo. Ha sido una pena. ¿Qué ha ocurrido?: Cada uno somos víctimas de lo que planteamos. EA ha estado demasiado tiempo pendiente de dos cosas. Primero, de querer mantener su identidad. Y en segundo lugar, hay bastantes dirigentes de EA que piensan que en el futuro va a haber otras mayorías en Euskadi dentro del nacionalismo, que no sólo se van a dar en torno al PNV. Todo el mundo tiene derecho a pensar y a opinar, pero en política hay que ser sobre todo cada vez más realista. Analizando la historia de la democracia, y analizando lo que sucedió con Euskadiko Ezkerra y con el abandono de la lucha armada de los 'polimilis', la evolución del mundo radical apunta a que una parte irá al nacionalismo democrático, otra parte se integrará en movimientos de izquierda, incluido el Partido Socialista, y otra gente quedará en un mundo intermedio y votará de acuerdo con los candidatos y con la coyuntura de cada momento. ¿Cuál era el objetivo?: El objetivo claro era consolidar el nacionalismo democrático y eso es lo que demanda verdaderamente la sociedad. Pero desde el mundo político estamos con los oídos cada vez más cerrados a la sociedad. Y las utopías no sirven. Quien marca la referencia del nacionalismo democrático es el PNV, guste o no. Sin ninguna gana de molestar a nadie, creo que es la referencia internacional, europea y estatal. Pienso que es algo que responde a la base sociológica de esta sociedad y contribuye a reforzar muchas posiciones que quieren llevar al País Vasco a planteamientos inteligentes y de cumplimiento del Estatuto. (…) ¿Cree que el desencuentro es irreversible?: Yo tengo la esperanza de que va a ser reversible. La reflexión que está haciéndose desde el electorado es significativa, y los ciudadanos expresan su inquietud. Los políticos tenemos que saber atender esa sensación. (Entrevista a Xabier Albistur) [EL CORREO ESPAÑOL]

   
 

-¿Qué opina de la falta de acuerdo entre el PNV y EA para formar una coalición en las próximas elecciones municipales y forales?: Creo que es un gran contratiempo para el desarrollo democrático de la comunidad autónoma vasca. Perjudicial electoralmente para los dos partidos, para lo que representan sociológicamente y, sinceramente, desde mi punto de vista como nacionalista, como defensor de las libertades democráticas y de los derechos humanos, perjudicial para el país en definitiva. ¿Personalmente, cómo se siente?: Mire usted, yo no he participado en el proceso negociador. De hecho, tampoco conozco sus entresijos más allá de lo que me han contado. Pero, personalmente, me he sentido disgustado y defraudado. ¿Quién es, a su juicio, el mayor responsable de esta situación de desacuerdo?: En este caso creo que es inútil buscar responsabilidades, pues no ayuda a encontrar soluciones, pero en desacuerdos como éste las responsabilidades suelen ser de alguna manera compartidas. Puede que la delegación de EA, por diversas gestiones en municipios, haya prolongado el proceso más de lo que quería la delegación del PNV. Pero creo que los del PNV, al cumplir con su ultimátum unilateralmente y romper las negociaciones por medio de fax, han respondido sin ninguna flexibilidad y con bastante cicatería al esfuerzo de acercamiento que ha efectuado EA en los últimos días. El hecho objetivo es que la baraja la ha roto el PNV. Y este desacuerdo resulta desmotivador para el conjunto del nacionalismo. ¿Cree que esta ruptura es irreversible?: Quisiera creer que no, pero realmente reconozco que ya, a estas alturas, veo muy difícil que tenga una vuelta atrás, la verdad. Teniendo en cuenta las opiniones de personas de mi entorno, militantes o simpatizantes de ambos partidos, así como el interés manifestado por las respectivas ejecutivas para formar la coalición, se me hace difícil comprender por qué no se ha llegado a un acuerdo. Si hay voluntad política y altura de miras, el acuerdo debería haber sido posible, pero no sé si queda ya tiempo. (Entrevista a Imanol Murua) [EL CORREO ESPAÑOL]

 

Día 27:

   
 

- López participó en un acto de celebración del 25 aniversario de la Casa del Pueblo de Zumarraga, … Durante su intervención, Patxi López consideró que las conversaciones de PNV y EA para concurrir en coalición demuestran que «les importan un pimiento los ciudadanos». Aseguró que «sólo se han peleado por cómo se repartían las alcaldías. Ni asomo de esa supuesta ideología socialdemócrata de EA y, por tanto, ni asomo de las diferencias que pudieran tener con la ideología conservadora del PNV. Como siempre, se preocupan exclusivamente de cómo se reparten el poder». También se refirió a «la parte colorada» de Lakua, en alusión a IU, para señalar que «no tiene ni asomo de ideología de izquierdas y sí de nacionalismo barato». (…) El presidente del PNV, Xabier Arzalluz, afirmó ayer que EA «debe dar el paso» para conformar una coalición electoral. Indicó que «nosotros hemos avanzado mucho desde el planteamiento inicial de ir en todas partes juntos y no sé qué tendremos para añadir». A su juicio, concurrir en coalición «polariza muchísimos votos de nacionalistas que no están ni en PNV ni en EA y que les impulsa a participar». [GARA]

 

Día 28:

- Las ejecutivas nacionales de PNV y EA se reunieron ayer, en Bilbao y Donostia respectivamente, y analizaron el momento político vasco, prestando especial atención a la ruptura de las negociaciones que mantenían hasta el pasado miércoles para conformar una coalición electoral de cara a las elecciones municipales y forales del 25 de mayo. Las posturas de las dos formaciones nacionalistas no han variado de forma sustancial respecto a las manifestaciones públicas realizadas por unos y por otros al anunciarse la finalización sin éxito del proceso negociador. Sin embargo, fuentes de la dirección de EA manifestaron a DEIA que apuestan por retomar los contactos «de forma discreta» y mostraron su esperanza de que «al final habrá coalición». [DEIA]

Día 29:

- Ayer mismo, el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga (EA), volvía a reiterar la disposición de su partido para intentar alcanzar una coalición electoral, y confirmó que la ejecutiva de la formación nacionalista había abordado esta cuestión. La víspera, Iñigo Urkullu, presidente del PNV de Vizcaya y miembro de la comisión negociadora, no descartó, en declaraciones a 'Herri Irratia', la celebración de una tercera ronda de contactos. [EL CORREO ESPAÑOL]

 

Día 30:

- Después de una semana de bloqueo, varios meses de negociación y dos rupturas en la misma, las direcciones del PNV y EA alcanzaron en la medianoche de ayer un acuerdo para formar una coalición electoral global para las elecciones municipales y forales de mayo. El maratoniano encuentro entre dirigentes de ambos partidos, que se prolongó hasta bien entrada la noche, estuvo avalado por el mismo lehendakari Juan José Ibarretxe, que en los últimos días ha realizado numerosas gestiones para aproximar posiciones y salvar un acuerdo definitivo. Tras reanudar los contactos en las últimas horas por tercera vez, responsables de las ejecutivas de las dos formaciones mantuvieron ayer un nuevo encuentro en busca de un compromiso de mínimos que al final fue posible. (…) De hecho, el desbloqueo de ayer se vio también facilitado por las intensas gestiones que realizaron el pasado martes el lehendakari Ibarretxe y el consejero de Justicia, Trabajo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga (EA), conscientes del riesgo que entrañaba el fracaso definitivo de todo el proceso negociador. A las once de la noche del mismo martes, una llamada telefónica de Rafael Larreina a Josune Ariztondo fue la llave que posibilitó la reanudación de las conversaciones después de un parón de una semana tras una serie de malentendidos recíprocos. Ambos dirigentes se comprometían a intentarlo por última vez pero también a hacerlo en secreto para no suscitar falsas expectativas. (…) Las conversaciones de ayer cambian totalmente el escenario de ruptura de la semana pasada y el cruce de agravios entre responsables de ambas formaciones. El PNV reprochaba a EA el no tener voluntad para pactar una entente global mientras que el partido de Begoña Errazti culpaba a los jeltzales de haberse levantado de forma unilateral de la mesa de negociación y de tratar de imponer su propuesta. El pacto supone que EA ha aceptado al final el alcance global del acuerdo a pesar de que en un principio mantenía serias reservas a generalizar la entente y difuminar su perfil diferenciado. Como contrapartida, el PNV se compromete a flexibilizar de alguna forma el criterio de representación que se utilice para elaborar las candidaturas aunque sin repetir exactamente los resultados de las últimas municipales. [EL DIARIO VASCO]

 

Día 31:

 

- Es ya una tradición casi teatral de la política vasca que el PNV y EA rompan varias veces las negociaciones para ir en coalición a las elecciones. Esto le da luego más emoción al acuerdo al que siempre llegan. Sin apartarse de este guión y, tras dos rupturas, ambos partidos han alcanzado un pacto para ir en coalición a las municipales del 25 de mayo. Aunque esta vez ha habido una novedad importante: el pacto ha sido propiciado personalmente por el lehendakari en la sede de la Presidencia del Gobierno vasco. No es éste un detalle menor, puesto que el auténtico objetivo del acuerdo preelectoral del PNV y EA -al margen, claro está, de impedir que los municipios vascos caigan en manos de los partidos constitucionalistas- es reforzar el proyecto soberanista de Juan José Ibarretxe y permitir que el 25 de mayo se convierta, como pretende el lehendakari, en una suerte de plebiscito de su plan de libre asociación con España. El mismo dijo ayer que si se había afanado personalmente en que los dos partidos nacionalistas llegaran a un acuerdo era para mantener viva la «ilusión» que, en su opinión, ha despertado en la sociedad vasca la apuesta soberanista del Gobierno que encabeza. Ilusiones al margen, lo cierto es que el acuerdo interesa a ambas partes, que podrán concurrir en coalición en más de 120 municipios, lo que representa el 90% de la población. Una oportunidad, por cierto, de la que no gozan el PSOE y el PP, partidos amenazados por ETA a los que les va a costar dios y ayuda formalizar candidaturas.Por eso es muy apropiada la crítica que formuló ayer el socialista Manuel Huertas, acusando a Ibarrexte de no poner el mismo empeño en resolver la «falta de libertad» de los no nacionalistas que el que ha puesto para unir a los nacionalistas. Al margen del «apoyo moral» que Arzalluz ha ofrecido a Batasuna habida cuenta de que es probable que no pueda concurrir a las elecciones si es ilegalizada por el Tribunal Supremo, es evidente que el PNV y EA aspiran a heredar el electorado radical que, como mucho, sólo podría optar por votar a posibles agrupaciones electorales que logren sortear la Ley de Partidos. [EL MUNDO]

 

 

 

 

 

 

 

FEBRERO - 2003

 

Día 01:

 

- Mientras la propuesta de reforma electoral de PNV y EA abría una nueva polémica, las filtraciones sobre el reparto de cargos en la coalición alcanzada por esos dos partidos deja en evidencia el dominio jelkide y la práctica inexistencia de listas rivales. Aunque no habrá confirmación de datos hasta la ratificación en las ejecutivas y existen flecos sin atar, se asegura que en Bizkaia todos los cabezas de lista de la coalición serán para el PNV, ya que en las localidades en que manda EA como en Bermeo no habrá lista única. Más reseñable todavía resulta el caso de Donostia, en que la formación de Begoña Errazti «cede» el liderazgo al PNV, que presentó a Román Sudupe de forma unilateral antes de emprender el diálogo. De esta situación general queda excluida Nafarroa, herrialde en que EA siempre ha estado por encima de los jelkides, por lo que, en principio, asume diez de las doce cabezas de lista pactadas, además de la del Parlamento. Si bien no abarca a todas las localidades, la coalición resulta casi completa en la práctica. Así, en Gipuzkoa PNV y EA sólo rivalizarían en Tolosa, y en Araba no habrá ni una sola confrontación. [GARA]

 

Día 02:

 

- Asegura que usted está ya retirado, pero hay quienes piensan que en el fondo maneja los hilos en la sombra de Eusko Alkartasuna.: Soy militante de base del partido, no ocupo responsabilidades en la dirección y mis opiniones son estrictamente personales. Eso que quede claro. Da la impresión de que a usted no le gusta demasiado el acuerdo de coalición alcanzado por su partido con el PNV. ¿Me equivoco? Podría no gustarme demasiado este acuerdo, pero sí he sido partidario de que hubiera un acuerdo. Es falso que yo haya estado contra la coalición. Ahora bien, siempre he pensado, especialmente desde sus inicios, que el PNV pretendía imponer unas propuestas. Ha habido un esfuerzo importante y creo que los negociadores de EA han tenido, además de la paciencia del Santo Job, una enorme flexibilidad en sus posturas por una razón fundamental: sabían que si no había una coalición con EA en este país tenía que haber algún tipo de coalición y ya sabemos cuál es la que potencial e históricamente se ha dado aquí, con el partido socialista, con lo que hubiera supuesto de cambio estratégico en el rumbo de la política del país. Es fácil comprender que aun cuando a uno le pueda gustar más o menos formar coaliciones hay ocasiones en las que desde esa perspectiva de país hay que desearlas. Si no hubiera salido, existía un riesgo objetivo de liquidación del proyecto soberanista. En ese sentido, EA ha aceptado al final este acuerdo, aun realizando concesiones importantes, para evitar este evidente riesgo de liquidación de un determinado proyecto. Eso es lo más importante. (…) ¿Admite que EA ha cedido más que el PNV en esta negociación? Francamente creo que . Para botón bastan algunas muestras. San Sebastián, por ejemplo. Si estaba en juego lo que el PNV decía, la globalidad del acuerdo, cuando se produjo la segunda ruptura ya se había ofrecido por parte de EA una coalición en municipios que concentran más del 90% de la población vasca. Este tema no era pues el escollo ni el caballo de batalla. No era serio decir que EA no había accedido a la cuestión de la globalidad. Toda regla tiene su excepción. En esta coalición había un elemento justificativo importante, que no era el reparto de concejalías como se ha dicho por ahí maliciosamente, sino el derecho a compartir un proyecto soberanista y además había enfoques concertados en los ayuntamientos en los que se gobernaba conjuntamente. Pues tenía su lógica que hubiera municipios en los que no hubiera sintonía en cuestiones locales. Por eso era lógico que hubiera excepciones, pero el gran objetivo político común, de defender un cambio del marco político, es compartido. (…) ¿Quizá a EA le ha dado miedo escénico ir en solitario a las elecciones? Desde luego creo que tengo autoridad para decir que no. Somos de los pocos partidos que ha renunciado algún día a gobernar y uno de los pocos que ha dimitido por fidelidad a sus compromisos electorales. De manera que puede haber ese vértigo en algunos, pero no creo que en la dirección de EA. Y me consta que en su presidenta mucho menos. (Entrevista a Carlos Garaikoetxea) [EL DIARIO VASCO]

- ¿Satisfecho con el acuerdo?: Sí. Aunque estas cosas no son siempre plato de gusto. Una coalición es siempre muy liosa y muy liante. Pero todos sabíamos que había que hacerla, nuestra gente lo pedía. Una cosa son los votos que suman PNV y EA; y otra, toda esa gente que no milita, pero que votó nacionalista el 13-M, a la que el que nosotros estemos desunidos les deja perplejos. Después de tanto tira y afloja, ¿se podrá reeditar aquella ilusión que dio como resultado 604.000 votos? Para eso hacen falta dos cosas. Un líder como Ibarretxe y un contralíder como Mayor Oreja; o un líder españolista y un contralíder vasco. Eso fue el 13 de mayo. Se pusieron tan bordes, aquello parecía tal invasión, tenían tal afán de doblegarnos que salió gente a votar nacionalista hasta de debajo de las piedras. Esta vez no vamos a tener a Mayor Oreja, pero vamos a tener a Aznar en la lista del PP por Bilbao. ¿Es una favor o una faena para Azkuna? Un favor. Las gentes llegan a tal punto de autocomplacencia y de arrogancia que creen que todo lo que tocan se convierte en oro, como el rey Midas. Eso le pasa a Aznar, se cree imprescindible, pero no creo que su presencia aquí mueva a nadie a votarles, en todo caso al revés. El PP ha calificado su coalición con EA de «representación teatral», el PSOE habla de «una apuesta por la independencia» y Otegi dice que es «un acuerdo por la salvación laboral, no nacional»... ¿Qué van a decir? A Otegi le hubiera venido mejor que no hubiese habido coalición porque ellos están en apuros y cuanto más unión haya en torno a Ibarretxe, en el nacionalismo democrático, más se fugan sus votos. (Entrevista a Xabier Arzalluz) [DEIA]

 

Día 03:

 

- Las Asambleas Nacionales de PNV y EA ratificarán el acuerdo de coalición al que llegaron ambas formaciones nacionalistas el pasado miércoles por la noche para concurrir juntos a las próximas elecciones municipales y forales. Según informaron fuentes de ambos partidos, los máximos órganos entre congresos de PNV y EA ratificarán, por separado, el acuerdo, probablemente el próximo martes. Los partidos dirigidos por Xabier Arzalluz y Begoña Errazti acordaron la semana pasada concurrir en coalición en los comicios municipales y forales del 25 de mayo en más de 120 municipios de Hegoalde que representan a más del 90% de la población, después del acuerdo logrado entre ambas formaciones al filo de la medianoche del miércoles. Los dos partidos se presentarán juntos en 31 municipios vizcainos, 55 de Gipuzkoa, 23 de Araba y 10 ó 12 de Nafarroa. Finalmente, la localidad vizcaina de Sopuerta ha quedado al margen del acuerdo y prosiguen las conversaciones sobre lo que ocurrirá en Tolosa. La secretaria del EBB, Josune Ariztondo, compareció la semana pasada ante la prensa para dar cuenta de su satisfacción por haber sido capaces de «aparcar cuestiones partidistas» y lograr un consenso «demandado y esperado por esa mayoría del pueblo vasco que el 13 de mayo de 2001 nos otorgó su confianza para que Juan José Ibarretxe sea hoy lehendakari». Por su parte, Onintza Lasa, responsable de comunicación de EA, apuntó que su partido «ha hecho un esfuerzo por cerrar el acuerdo de coalición» para evitar que determinadas instituciones corrieran el peligro de quedar «en manos de partidos que nada tienen que ver con el espíritu y proyecto soberanistas que de siempre alberga Eusko Alkartasuna». [DEIA]

   

Día 04:

 

- El secretario de Organización de EA, Rafa Larreina, reconoció ayer la existencia de tensiones en las ejecutivas locales de su partido por el acuerdo de coalición alcanzado con el PNV para las elecciones municipales y forales. Pese a ello, espera que el pacto no esté en peligro. «Esto responde a algo que desde EA siempre hemos dicho: que las coaliciones hay que hacerlas con cabeza y que hay que hacerlas con un sentido muy próximo a la realidad. Y la realidad es que, como nosotros hemos avisado ya en muchas ocasiones, cada municipio es un mundo y tienen muchas circunstancias, planteamientos de política municipal diferentes», indicó en declaraciones a Radio Euskadi. En su opinión, esos planteamientos son «muchas veces imposible compaginarlos de un día para otro» y recordó que también se producen «situaciones personales y grupales diferentes, y eso hay que tenerlo en cuenta siempre». Pese a ello, Larreina mostró su esperanza en que «entre todos sepamos compaginar la apuesta general, de dar respuesta a la necesidad de reforzar el liderazgo soberanista de las instituciones vascas, con la realidad de muchos municipios, en los que ese liderazgo soberanista no está en riesgo y en los que hay que tener en cuenta las bases de los dos partidos en cada lugar». [GARA]

 

Día 05:

   

- Las Asambleas Nacionales del PNV y de EA refrendaron ayer, definitivamente, el acuerdo para concurrir en coalición a las próximas municipales y forales. Fueron dos convocatorias con idéntico fondo pero muy distintas en las formas. La brevedad y unanimidad presidió la cita del PNV en contraposición con la reunión de la asamblea de EA, que fue muy larga ya que duró cinco horas y media y, además, estuvo protagonizada por un intenso debate interno en el que las reticencias locales, sobre todo desde los sectores de la zona costera de Bizkaia, marcaron la dinámica de dicho encuentro. Desde el Partido Nacionalista Vasco, la rúbrica de los compromisarios al acuerdo de coalición fue unánime y en un tiempo récord: apenas treinta minutos. Eusko Alkartasuna necesitó cinco horas y media para poder conseguir ese refrendo. Eligió el Hotel Canciller Ayala, donde los miembros de la Asamblea Nacional desde las siete de la tarde y hasta las doce y media de la madrugada protagonizaron un intenso debate interno, que finalmente concluyó con el esperado refrendo al acuerdo inicial alcanzado hace hoy una semana. A pesar de que desde la dirección política de EA se ha aplazado hasta hoy miércoles la valoración de dicha Asamblea Nacional, que será realizada por Begoña Errazti, nada más concluir la Ejecutiva, el secretario de Organización de esta formación, Rafael Larreina, confirmaba a DEIA que dicho refrendo era ya un hecho. «Acabamos de concluir la reunión y sí que puedo avanzar que se ha refrendado el acuerdo de coalición», indicó, para acto seguido no hacer ningún tipo de valoración más, remitiéndose a la rueda de prensa que ofrecerán hoy Errazti y la secretaria de Comunicación, Onintza Lasa. En cualquier caso, la propia Errazti reconocía horas antes de producirse la Asamblea que en varios lugares, en referencia a la zona costera de Bizkaia, había preocupación por el acuerdo alcanzado con el PNV porque «cada pueblo es un mundo y en ese sentido es comprensible». [DEIA]

 

Día 06:

 

- El coordinador de la suspendida Batasuna, Joseba Permach, aseguró ayer en San Sebastián que la coalición electoral suscrita por PNV y EA «no busca desarrollar ningún proceso soberanista», sino simplemente «enriquecer los bolsillos» de los dirigentes de ambos partidos, «como han hecho durante años». En una conferencia de prensa ofrecida junto al parlamentario abertzale, Joseba Alvarez, Permach se preguntó en tono irónico si alguien cree que Joxe Joan González de Txabarri, José Luis Bilbao, Iñaki Azkuna o Román Sudupe van a liderar «el proceso soberanista» del pueblo vasco. A su juicio, los candidatos de PNV-EA a diputados generales de Guipúzcoa y Vizcaya y a las alcaldías de Bilbao y San Sebastián, a los que llamó «personajes», se han dedicado a «boicotear y reventar» el pacto de Estella y a «criticar» los acuerdos del nacionalismo democrático con la izquierda abertzale durante la tregua de ETA. El dirigente de Batasuna se mostró convencido de que «en el fondo del pacto electoral entre los partidos de Arzalluz y Errazti «no ha habido debate de ideas», sino un simple reparto del «pastel institucional y electoral» con objetivos «económicos y partidistas». [EL CORREO ESPAÑOL]

- Eusko Alkartasuna ratificó el pasado martes formar una coalición en las próximas elecciones municipales con el Partido Nacionalista Vasco por un resultado reñido en su Asamblea Nacional que refleja su ajustado equilibrio de fuerzas interno y una relativa contestación al desenlace de la negociación del pacto. Con un 68% a favor, un 24% en contra y un 8% de abstenciones, los apoderados de EA refrendaron finalmente el acuerdo, que el PNV había sancionado por unanimidad en su Asamblea Nacional. El porcentaje de respaldo supera en dos puntos la mayoría de dos tercios establecida en los estatutos del partido para aprobar este tipo de alianzas electorales. (…) Una decena de intervenciones estuvo marcada por este fondo de reproche, en especial las procedentes de algunas juntas locales de Vizcaya y de Gazte Abertzaleak, organización juvenil que siempre ha sido muy reticente a la posibilidad de establecer acuerdos estables con los peneuvistas. Otros apoderados defendieron, sin embargo, el acuerdo como el más beneficioso «para EA y para el país». Los representantes guipuzcoanos recalcaron sobre todo la validez de la entente para fortalecer al proyecto de EA. Begoña Errazti, presidenta de EA, explicó ayer el desenlace de la asamblea y admitió la existencia de un intenso debate interno, que calificó de «enriquecedor». En cualquier caso, negó que la resistencia suscitada en determinadas organizaciones locales de Vizcaya a implicarse en el acuerdo suponga poner en peligro el mismo con carácter general. La clave para aceptar el pacto, según Errazti, ha sido considerar el acuerdo con el PNV como «un avance» o un «empujón soberanista» para contrarrestar «aquellas tendencias únicamente estatutistas». «Desde el punto de vista cualitativo, para mí sería muy importante que un militante o una organización local no estuviera de acuerdo, pero desde el punto de vista numérico, la realidad no es preocupante», indicó. Los mayores recelos se concentran en las estructuras de EA de Vizcaya. En la Asamblea trascendió que organizaciones locales de este territorio se resisten a ser incluidas en la alianza con los jeltzales. En las municipales de 1999, en Gipuzkoa se produjo un fenómeno similar en Deba y Villabona, en donde, al final, ambos partidos concurrieron a las urnas con listas por separado pese a haber sido inicialmente incluidos en el listado del pacto. Errazti, además, negó posibles sanciones por parte de la dirección nacional a aquellas organizaciones locales de EA que se desvinculen del pacto con el PNV «porque ése no es el camino, sino que se trata de convencer» ya que su partido «no puede obligar a quien no quiere el acuerdo». [EL DIARIO VASCO]