Artxibo rtf

GARZÓN

Por Pilar Urbano

Es difícil encontrar a alguien que no tenga una opinión formada sobre el Juez Baltasar Garzón. Opiniones que van dirigidas sobre todo a sus actuaciones judiciales, desde héroe a villano, de justiciero a vengativo, y sobre todo la calificación ambivalente de juez estrella. Todas las opiniones parecen válidas, lo curioso es que las conclusiones se sacan de unas mismas actuaciones. El mismo que vilipendia a Garzón por el sumario de los fondos reservados lo ensalza por su actuación en el caso Gómez de Liaño. El mismo que resalta su independencia judicial por el caso GAL le acusa de sometimiento al poder político por el caso EGIN, o el más reciente HAIKA.

Independientemente de las diligencias abiertas por el Consejo General del Poder Judicial, por supuesta revelación de secretos de sumarios que siguen abiertos, lo que este libro nos ofrece es la lógica interna del propio juez, eso sí, desde la óptica de los casos que él mismo ha instruido (Ucifa, GAL, EGIN, etc.). Analizando esos casos, conociendo de primera mano sus reflexiones, es como nos podremos acercar a la lógica del Juez Garzón.

Su lógica comienza con un alarde de convicciones éticas, también aparece una pauta común en su quehacer judicial, la lucha contra el crimen organizado. Su llegada a la Audiencia Nacional le permitirá poner en práctica sus conclusiones sobre este tipo de delitos. Para Garzón la persecución del crimen organizado poco o nada tiene que ver con el delito aislado. En el primero, a diferencia del segundo, hay una organización, un entramado, en sí mismo delictivo, cuyos síntomas externos son los delitos aislados. En estos caso el objetivo prioritario ha de ser el desmantelamiento de la organización, atacar su infraestructura, su financiación, sus enlaces. Sólo así se podrá combatir eficazmente contra los síntomas externos, en definitiva, en el crimen organizado la raíz del problema es la organización. Con esta convicción llega en 1988 a la Audiencia Nacional.

Este esquema no tardará en concretarse, el caso Al Kasser (Tráfico de armas) o la Operación Nécora (La mayor operación contra el narcotráfico) así lo atestiguan. Bien es verdad, y así lo reconoce el propio juez, que esas fueron operaciones judiciales con errores, los cuales tratará de solventar. Garzón empieza a trabajar con nuevos métodos de investigación poniendo especial énfasis en el desmantelamiento de las organizaciones delictivas. Pronto llegarán nuevos casos, con indudable proyección política, casos vinculados con los GAL, como Segundo Marey, Lasa-Zabala, o aquellos que afectan directamente al autodenominado MLNV (EGIN, XAKI, AEK, entramado financiero de ETA-KAS, HAIKA, etc.

Aunque trataremos mas adelante el entramado de los GAL he optado, por lo de la actualidad, por centrarme en las operaciones que Garzón puso en marcha contra el MLNV. A este respecto Pilar Urbano, tras dos años de conversaciones con Garzón sintetiza de esta manera el método de trabajo del Juez: "El jefe de un clan mafioso concentra todo el poder sólo él tiene la clave de la caja fuerte. Sólo él lleva la agenda de amigos, de clientes, de morosos, de chivatos, de malditos. Sólo él conoce el día, la hora, el punto exacto donde entregarán la sustancia. El capo mafioso sabe demasiado. Si le enganchan, si cae, puede dejar todo el clan al descubierto. ETA, en cambio, es una organización compartimentada, hermética y opaca, hacia fuera y hacia dentro. Los códigos de nombres, y el staff de cargos cambia cada poco tiempo. Nadie tiene toda la información. Nadie es jefe único. Si alguien de la cúpula cae, a rey muerto rey puesto, Euskadi Ta Askatasuna sigue funcionando, matando. Por eso en ETA nunca hay desbandadas. Sus estructuras permanecen." Orientada su línea de trabajo a llegar al corazón de la organización pone a trabajar a sus colaboradores, llama a los diferentes cuerpos policiales y les espeta la siguiente orden "averigüen y díganme qué diablos es KAS". Lo sorprendente es que tanto en Garzón como en los aparatos del estado el desconocimiento parece absoluto, y eso que estamos en 1988. A pesar de todo la línea investigadora está en marcha y la documentación que la hará avanzar también, los documentos de Sokoa, y en concreto el incautado a Txelis, el Proyecto Udaletxe. En opinión del equipo de Baltasar Garzón estos documentos demostrarían la creación de una red de empresas legales cuyo objetivo es el autoabastecimiento financiero del entramado de ETA-KAS. Empresas y actividades recaudatorias (rifas, txoznas, bares, etc.), que formando parte de la tesorería "única" del movimiento, darán respuesta a las necesidades de todo el entramado. De las indagaciones del equipo Garzón se deducirá que la tesorería única, y por tanto el control orgánico, se garantiza a través de hombreskas o mujereskas, verdaderos delegados de ETA-KAS.

El análisis de estos documentos pronto requerirá la participación de expertos en la materia, peritos de la Agencia Estatal Tributaria, inspectores de trabajo, analistas financieros del Estado, etc. Todo ello para profundizar y completar las indagaciones que hasta la fecha estaban únicamente en manos de agentes de la Unidad Central de Inteligencia. Las conclusiones no tardarán en llegar, y las actuaciones judiciales tampoco.

De los datos que se aportan es difícil rebatir la idea de la existencia de un entramado. Entre otras cosas porque es cuando menos llamativo que AEK asuma el costo de la reparación del coche de Arnaldo Otegi, o aporte dinero a la empresa bacaladera Gadusmar, y es cuando menos esclarecedor que el tesorero de AEK coincida en la persona que lleva las cuentas de KAS. Estos hechos llamativos no se limitan a la coordinadora de euskaldunización, ya que nos las encontramos en el caso EGIN. Todos estos datos, y muchos más, se recogen en el último capítulo del libro titulado "Bailando con lobos", es el Proyecto Udaletxe.

Siguiendo con la línea argumental de Baltasar Garzón es curioso obsevar cómo uno de los artículos publicados en El Mundo, el 12 de marzo de 2001, coincidía con la exposición del Juez Estrella, aportando nuevos datos. La vinculación orgánica de ETA con HAIKA, antigua JARRAI, quedaría demostrada por la financiación regular que realiza la organización criminal: 700.000 pts mensuales, cuyos pagos se realizan trimestralmente. En dicho artículo, sobre todo por el tono que utiliza, se da a entender que la investigación judicial es poco menos que incuestionabe. Lo cierto es que una vez más la vinculación "orgánica" quedaría demostrada a través de la vinculación "financiera".

Efectivamente, lo que diversos medios de comunicación parecen confirmar es la conexión financiera de organizaciones "legales" o "alegales" con la organización ilegal, y criminal, ETA. De confirmarse esos hechos, porque una cosa es la instrucción de un sumario y otra el juicio, nos hallaríamos ante un demostrado entramado ilegal, y por tanto, ante un claro ejemplo de lo supone la comisión de un delito de colaboración, o incluso pertenencia, con banda armada. Téngase en cuenta que la vinculación que hasta la fecha está cimentando la instrucción no es la vinculación orgánica sino la financiera. De todas formas hay que tener en cuenta que una cosa es la instrucción de un presunto delito, y otra cosa, es la decisión judicial que se vaya a tomar. El sobreseimiento, la sentencia absolutoria o condenatoria, será el resultado final de todas estas causas abiertas. Lo que no hay duda es que sea cual sea la decisión no dejará indiferente a nadie, una vez más.

De lo que aporta el libro, y de lo que alimentan las noticias casi diarias que leemos en los medios de comunicación, uno no puede abstraerse de lo acontecido en Chicago en los años treinta. En aquellos años el entramado mafioso y criminal de Al Capone fue punible ante la Justicia Norteamericana por un simple delito fiscal. En cierta ocasión, y con motivo de las actuaciones judiciales de Baltasar Garzón, tuve una pequeña conversación con una vieja amiga. Esta me decía, sobre la publicación de datos que aparecen de la instrucción judicial, ¿Qué grado de verdad pueden tener? ¿Hasta que punto pueden estar involucradas las sociedades o asociaciones investigadas? ¿Se puede cuestionar la actividad mercantil de empresas legales como Gadusmar, AEK, Zabaltzen, etc.? Yo le respondía lo siguiente: El final de todo esto lo tendremos en la sentencia, de todas formas, hay que tener en cuenta que en las lavanderías de Al Capone también se lavaba la ropa, con su correspondiente factura legal, pero a pesar de todo nadie duda que éstas estaban en el entramado ilegal del mafioso. La ilegalidad necesita revestirse de legalidad, el desarrollo del "Proyecto Udaletxe" parece seguir este principio.

Además de las investigaciones sobre el mundo de la Izquierda Abertzale, como le gusta llamar a Arnaldo Otegi, en este breve comentario no puedo dejar de comentar otros asuntos. Asuntos que dieron mucho de que hablar, y que en alguno de ellos se proporciono a través de cómodas entregas por fascículos, es el caso GAL. La ventaja de leer los capítulos dedicados a este tema es que nos proporciona la secuencia completa de unos acontecimientos que conmocionaron la vida política y las conciencias de mucha gente. El panorama que vemos podría parecer patético, incluso en algunas escenas se llega a la comicidad, pero teniendo en cuenta las víctimas, los asesinatos, lo que realmente se puede sentir es repugnancia.

El denominador común de los protagonistas es el alarde de quién se cree inmune. Los protagonistas se creen personificar el propio Estado, ellos son el Estado, ellos son la Razón de Estado. Y es entonces, asentados en esa seguridad, cuando ven que su castillo de naipes se desmorona, el detonante, la retirada del sobresueldo a Amedo y Domínguez.

A partir del "abandono" al que son sometidos, Amedo y Domínguez empiezan a soltar el lastre, en pequeñas dosis como lo requiere el guión, ya que hay que mantener la esperanza de que su situación se pueda reconducir. Visto que los de arriba no rectifican, que el indulto no llega y que además les retira el sobresueldo a cargo de los fondos reservados, deciden cantar, y vaya si lo hacen. Al dúo se le incorpora un tercer solista, Juan Alberto Perote, que con sus conocimientos internos, ex agente del CESID, aporta los datos más esclarecedores, y a la vez de los más llamativos, como la condición de agente de La Casa (CESID) de Mikel Zabalza, presunto etarra torturado y asesinado en el cuartel de Intxaurrondo cuyo cadáver apareció en el río Bidasoa. En una de las conversaciones que mantiene el coronel Perote con Mario Conde, este último buscando su inmunidad particular, le narra al baquero la siguiente conversación que mantuvo con el General Manglano, el párrafo que lo recoge dice así: -Acaba de saltar la versión oficial de la muerte de Zabalza:"ahogado en el Bidasoa al intentar huir". No se lo creía nadie. Yo estaba con Manglano, cerca de aquí precisamente, en unos de esos ejercicios tácticos por los Montes de Toledo, y me soltó: "¡Joder, qué bestias son estos tíos de Intxaurrondo¡"Le pregunté: "¿Por qué lo dices mi general?"Entonces bajó la voz: "A Zabalza se lo han cargado ellos, ni se han enterado de que era un hombre nuestro: sí, era un infiltrado nuestro."

Para terminar decir que dejando a un lado el tono hagiográfico de ciertos pasajes, tal vez sea una exigencia del guión, la publicación aclara muchas de las actuaciones del Juez Baltasar Garzón. Pero si esclarecedores son los datos que se aportan llamativas son cuando menos los silencios que se han producido. Los detractores del juez, que los están en todos los sectores, parecen coincidir en la necesidad de silenciar los datos que aporta el libro. Por eso le recomiendo su lectura, no se arrepentirá.

Por cierto, y a modo de advertencia para posibles lectores, el juez no da una a la hora de identificar el móvil/ideología de ETA. El que Baltasar Garzón persista en calificar de nacionalista radical independentista al MLNV, no le ayudará a desmantelar la organización criminal, porque ¿Cómo explica la colaboración de revolucionarios con una organización que el juez califica de reaccionaria? ¿No parece lógico pensar que una organización revolucionaria tendrá sus conexiones revolucionarias? ¿No ayudaría esta deducción al encaje de las piezas? Esperemos que el juez sea permeable a las voces que recalcan la ideología marxista-leninista del MLNV, entre ellos, el Director General de la Policía, Juan Cotino.

ALAZNE ARRIETA