Artxibo rtf
(16
- 2001ko Ekaina)

Avanzar en paz y en libertad

EH, HB o como quiera llamarse el frente parlamentario del socialismo revolucionario vasco, se la ha dado. ¡Vaya si se la ha dado!. Sus votos han sufrido, en relación a las anteriores elecciones autonómicas, una merma del 43% en Araba, del 39% en Bizkaia y del 33% en Gipuzkoa, total, un 36% menos en el conjunto de los tres territorios históricos. Se dice pronto, ¿verdad?. ¡Pues, eso!

La coalición PNV-EA ha ganado. ¡Y de qué manera! Su triunfo ha sido, además, eficaz. Haciendo un símil futbolístico, podríamos decir que en el partido que disputó la Real contra el Valencia, los nuestros le pusieron ganas, y muchas, pero no fueron eficaces, y perdimos. Contra el Villareal, le pusimos ganas y eficacia, y ganamos. Los nacionalistas podrán formar gobierno, incluso en el caso de que ningún partido más quiera integrarse en él. Ha ganado en los tres territorios históricos, consiguiendo un 45% en Gipuzkoa, un 44% en Bizkaia y un 34% en Araba. Por cierto, ¿quién decía que Sabino era bizkaitarra?

La coalición PP-UA se la ha dado. Que sí, que sí, que me pueden Uds. decir que ha ganado un 21% de los votos, y que ha pasado a ser una fuerza con una implantación del 23% en la C.A.V., que sí, que ya lo sé. Pero la cara de Jaime Mayor Oreja reflejaba una clara sensación de derrota. Una subida de votos, un incremento en la porción de tarta electoral, invalidada por la imposibilidad de conquistar el anhelado trofeo: el dominio de las provincias traidoras. ¿Con qué humor me recibirá el César? se preguntaba nuestro famoso pro-consul.

Los sociatas, sosomanes, o como quiera llamárseles, han hecho los deberes, pero sólo a medias, ya que aunque en Araba (21%) han tenido unos resultados francamente buenos, en Bizkaia (18%) y en Gipuzkoa (16%) se mantienen, y gracias. De los tres efectos, Buesa, Ermua (Totorica alcalde) y Lasarte (Urchueguía alcaldesa), únicamente les ha funcionado el primero. Ellos esperaban en torno a los 16 parlamentarios, y han tenido que conformarse con 13. No han podido aportar más al plan de reparto global (Gobierno Vasco, Generalitat, ...) firmado en el mal llamado documento "anti-terrorista".

Izquierda Unida gana un escaño, aún bajando levemente su participación en la comilona electoral. Madrazo, feliz. Llamazares, feliz. Y el más feliz de todos, el contable. Un liberado menos para mantener. Más ayudas, más subvenciones. Es posible que el presupuesto de este año supere los números rojos. ¿Rojos he dicho?

¿Y qué me dicen de la abstención? Increíble, ¿no es así? Una participación del 80%, diez puntos más que en el 98, y veinte, sí, sí, veinte puntos más que en el 94. Gran ejercicio el de los ciudadanos vascos. Y me niego a decir eso tan manido de "los ciudadanos y las ciudadanas" o a escribir el horripilante y asexual "ciudadan@s".

Y como hemos comenzado con estadísticas, decirles, queridos y amantísimos lectores, que el censo de la C.A.V. se reparte en 250 municipios. Que el 50% de los ciudadanos con derecho a voto está asentado en únicamente 7 municipios, tales como Bilbao, Gasteiz, Donostia, Baracaldo, Getxo. Irun y Portugalete. Que el municipio con el censo menos cuantioso es Orexa (G), con 74 ciudadanos y que los 149 municipios más pequeños, o sea, el 60% del total, agrupan solamente un 5% del censo total. Decirles, también, que los nacionalistas han conseguido la confianza del 50% o más del electorado en 170 municipios, o sea, en el 68% de los mismos. Los del PP-UA en 5, los de EH en 4, y los del PSE, así como los de IU, en ninguno.

El pueblo que más apoyo ha dado a los nacionalistas ha resultado ser Ibarrangelu (B) con un 85% de los votos, y el que menos, Orexa (G) , con el 11%. Por su parte, es en este último pueblo donde el socialismo revolucionario recibe más proporción de votos (89%), mientras que únicamente un pueblo le ningunea en su apoyo, Yécora (A) que con el 61% de los votos se convierte en el municipio que más apoyo proporcional le otorga a los peperos, quienes dejan de exisitir en 7 municipios de la C.A.V. Los sociatas se han visto más apoyados en Moreda de Alava, con un 34% de los votos, y no han existido, en los que a votos se refiere, en 18 municipios. Por último, los ezkerbatuas han obtenido su mayor triunfo electoral en Zalduondo (A) con un 11% de los votos, mientras que su presencia se ha confundido con la nada en 15 municipios. Estas dos últimas cifras han sido una sorpresa para mí. Que IU tenga presencia en más municipios que el PSE-EE no me lo esperaba.

Y llegados a este punto, cabe preguntarse si estas elecciones han sido "normales" o han estado influenciadas por una suerte de "referéndum" al que ha sido abocada la ciudadanía de la Comunidad Autónoma Vasca. Y es que la campaña ha durado casi dos años. Sí, sí, DOS añitos, con un final de seis meses totalmente abrumador. Y esa es la palabra, ABRUMADOR. Con decirles que estuve a punto de pasarme a Gran Hermano II con tal de no tener que escuchar y ver los mítines informativos de los medios de comunicación del Imperio que, como he dicho antes, se repetían hasta la saciedad, sobre todo en esos interminables últimos SEIS meses, posibilitando que se viera el plumero de la parcialidad profesional al servicio del César Imperator. Y es que hace escasos días he tenido la posibilidad de ver una película que se llama "La hija del General" en la que la chica, oficial del ejército USA y profesora en la escuela de guerra psicológica decía: "nos dedicamos a joder la mente del enemigo". Y así fue que, en la capital del Imperio, los estrategas diseñaron un perfecto plan de invasión mental dirigida a todo quisqui votante y contra todos esos nacionalistas que, por nazis ( o al al revés, que no me acuerdo ) son asesinos, xenófobos, seguidores de un lunático Arana que, por cierto, no se jamaba un rosco con las tías y que como todo el mundo sabe bebió en las fuentes del Mein Kampf y dio origen a esa secta de fascistas y nazis que es ETA, y para que veáis que sois más de campo que las amapolas, aquí os traigo yo lo más granado de la intelligentsia imperial, que es decir la mejor y más lista del mundo mundial, para que os enteréis de qué va este mundo de globalización, internet y otras gaitas ( un saludo a D. Manuel ), serbios, más que serbios, o aún peor, separatistas albaneses que no hay más que miraros a la cara para ver que el RH que tenéis es una mierda y no vale un carajo, aparte de que tenéis una jerga, eujquera o algo así, que no sirve para nada porque es carpetovetónica y demás, aunque yo la quiero mucho porque una bisabuela mía me cantaba las nanas en esa lengua misteriosa que, evidentemente, conservaremos con delicadeza en la tercera réplica en cartón-piedra que haremos de las cuevas de Altamira para que estéis a gusto con los bisontes y demás, pues al fin y al cabo no son más animales que vosotros, y es que a mí me lo vais a decir que para eso soy tan vajco como el que más. Además la lengua imperial jamás fué impuesta, bueno, que quiero decir que los putos indios esos tenían unas cualidades de aprendizaje lingüístico fuera de lo común y vieron las posibilidades de nuestra lengua y se apuntaron al carro, mientras que por aquí y con los del Barça tuvimos que recurrir a algunas ayuditas, pero que en el fondo yo no quería, como la época del gallego fino ése, pero que estábamos todos en la oposición, aunque en distintos sitios, porque yo con mi padre me llevaba fatal y todo eso, ...

Quienes han sido seducidos por la estrategia llamada "constitucionalista" ( léase "antinacionalista vasca" ) han arrimado el hombro diciendo "ahora o nunca" y han votado más que nunca. Por su parte, quienes hemos aguantado el chaparrón imperial hemos dicho "al carajo con los pro-cónsules" y hemos acudido, también, más que nunca. Resultado: espectacular bajada de la abstención, y polarización entre las dos candidaturas posibles: Ibarretxe y Mayor Oreja. Los votos de más granjeados por EH en su gestión de la tregua de ETA se han movilizado a favor del posibilismo nacionalista y han dejado al descubierto la cantidad de 150.000 votos fijos que sirven de soporte a los socialistas revolucionarios. Los 600.000 votos de los nacionalistas nos dan el techo actual, lo mismo que los 325.000 del PP-UA y los 250.000 socialistas. Los de Izquierda Unida con sus cerca de 80.000 van que chutan, y "el bacalao se ha acabao".

Y ¿ahora qué?. Podríamos agrupar de varias maneras los distintos votos. Si consideramos como elemento fundamental el ámbito de actuación de los partidos, los diferenciaremos en estatales y vascos. Resultado: en las elecciones al Parlamento Vasco de 1994, los partidos cuyo ámbito de actuación es únicamente vasco consiguieron el 56% de los votos, en las elecciones de 1998 el 55%, y en estas últimas el 53%. Por lo tanto, tendencia a la baja de la suma de los mismos. Si, por el contrario, consideramos que el problema político y convivencial crucial de los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Vasca es ETA y los problemas que a todos los niveles presenta, el porcentaje alcanzado por los socialistas revolucionarios, el 10%, el más pequeño nunca jamás obtenido, da idea de la voluntad de los votantes de rechazar de plano la violencia y su ambiente. Y por último, si consideramos como elemento fundamental el que la ideología de un partido sea totalitaria (fascistas, nacionalsocialistas, comunistas, fundamentalistas, ...) o no, nos toparemos con que de tener EH más IU el apoyo del 25% en 1994 pasaron a tener el 24% en 1998, obteniendo en estas últimas un 16% del total. Estoy seguro que más de uno se echará las manos a la cabeza con esta última referencia de considerar a EH y a IU como organizaciones totalitarias, pero veamos: ¿es o no es Izquierda Unida una coalición absolutamente controlada, dirigida y financiada por los comunistas? ¿es o no es el comunismo una ideología totalitaria? ¿es o no es EH una organización para la actividad, vamos a llamarla "cívica", del conglomerado MLNV cuyo referente fundador y guía es ETA, organización armada que se autodenomina "socialista revolucionaria"? ¿es o no es el socialista revolucionario el equivalente al comunista y, por lo tanto, totalitario? ¿qué no? Dice Marx en Las luchas de clases en Francia: "El proletariado se agrupa cada vez más alrededor del socialismo revolucionario, alrededor del comunismo ..."

Por lo tanto y en primer lugar, suave pero continuada tendencia a la baja de la suma de los partidos cuyo ámbito de actuación es exclusivamente vasco ( ámbito de actuación exclusivamente vasco no significa, a la fuerza, ser nacionalista ). Parece que el electorado quiere decir cada vez más fuerte, ¡eh, aquí todo el mundo a trabajar! En segundo lugar, hartazgo y rechazo sin paliativos de las organizaciones armadas. Tercero, fuerte caída del apoyo a las organizaciones totalitarias.Los nacionalistas hemos obtenido una magnífica victoria. Los ciudadanos de la C.A.V. no queremos pro-cónsules, ni lucha armada, ni totalitarismos de ningún género. Queremos un liderazgo que excluya la confrontación y la división, tan buscada y fomentada desde Moncloa como desde Anglet (esta capital "intelectual" me la acabo de inventar). Los ciudadanos de la C.A.V. hemos dicho que queremos un nacionalismo, sí, un nacionalismo, aunque a alguno se le atragante, y alejado de los extremos, integrador, conciliador, ...Los responsables de la coalición ganadora deben entender los votos en clave votante. Avanzar en paz y en libertad. Para ello, tienen el mandato y la responsabilidad de exigir a quien corresponda y trabajar por la felicidad (no bobalicona) de los ciudadanos, a quienes representan directa e indirectamente, porque si no, ¿para qué puñetas es el poder?. Épocas anteriores nos han posibilitado herramientas de gran potencial presente y futura. Con los terroristas no se avanza en paz. Con los totalitarios no se avanza en libertad. Los dirigentes nacionalistas deben demostrar a la ciudadanía que votar Moncloa era votar Anglet, que los frentismos, ¡para ellos!, que votar nacionalismo ha sido votar país, país cada vez más avanzado, país cada vez menos crispado, país cada vez más responsable de sí mismo, en fin, país cada vez más libre.

Para finalizar, no quisiera dejarme en el tintero (es un decir) dos pensamientos que, de alguna forma, me preocupan. La primera es que, en el fragor del champañeo, Arzalluz dijo la noche del domingo algo parecido a "33+7=40, o sea, mayoría absoluta abertzale". ¡Cambia de clave, Xabier, cambia de clave!. Se habla también de que a EA le corresponden 7 de los 33 escaños conseguidos por la coalición. No olviden, señores dirigentes de uno y otro partido, que la ciudadanía ha votado coalición, ha votado nacionalismo. Los dirigentes del PNV y de EA ni pueden ni deben utilizar la confianza del electorado para intereses particulares y barriobajeros. Pero la única palabra de despedida es ZORIONAK

Manu Manzisidor